Sigue a

ibiza

Hay un lugar en el medio del mar Mediterráneo que tiene algo mágico. Sólo es una isla. Hace calor, tiene frondosos bosques, vertiginosos acantilados y playas de fina arena. Como cualquier otro destino de vacaciones del mundo. Sin embargo, esta isla, de apenas 60 kilómetros de largo, ejerce un hechizo especial sobre mucha gente, venida desde todos los rincones del planeta. Ibiza, cada verano, nos llama, y a ninguno se nos ocurre no acudir a su reclamo.

Ya he llegado de mi peregrinación anual a la Isla Blanca. Traigo multitud de vivencias. Historias de atardeceres. De grandes discotecas repletas de fiesteros. De gente guapa y (aunque menos) de gente fea. De sol, de día y de noche. Y también de música, mucha música. Y me apetece enseñároslo todo.

Asistiréis a Privilege, a Amnesia y a Space. Veréis a Underworld haciendo el concierto del verano. A Sven Vath desfasando en Cocoon. Osa tomaréis un mojito en el Sa Trinxa mientras cae el sol, bailaréis en Bora Bora bajo los aviones, recorreréis las calas más bonitas, bailaréis una timbalada en Benirrás, pasearéis por el Café del Mar y os atratará el magnetismo del islote de Es Vedrá.

Por eso, poco a poco irá saliendo una extensa crónica sobre todo lo acontecido en la isla. Veréis los clubes principales, las calles, la gente, los chiringuitos y las playas: trataré de no dejarme nada por el camino. Lo que hay que ver y lo que es mejor evitar, siempre desde mi punto de vista, claro.

Y también hablaremos de lo que no hay que hacer en Ibiza. Tampoco es bueno que magnifiquemos la isla, como si fuera lo único o lo mejor que se puede hacer en verano. Hay muchos puntos oscuros. Fiestas que no entiendo, actitudes y comportamientos de borregos, desfase estúpido y, porqué no decirlo, muchísima tontería.

Después de todo un verano hablando de Ibiza en Noctamina, es hora de que demos nuestra visión, en primera persona, sobre lo que allí se cuece. Desde que se pone el pie en el aeropuerto hasta que se despide de las últimas luces de la isla desde la ventanilla del avión. Todo ello aquí en unos días.

En Noctamina | Ibiza

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario