Sigue a Hipersónica

sideral

En Noctamina sabemos hablar de Tiësto, de David Guetta o de Richie Hawtin, pero nunca dejamos de lado los nuevos nombres, ni por supuesto aquellos artistas nacionales que a veces salen muy en pequeño en los carteles de los festivales, pero que después resultan triunfar mucho más que los cabezas de cartel.

En nuestra cruzada por descubrir nuevos horizontes en la música electrónica, vamos a dedicar una serie de posts a los Djs españoles del día a día. A los agitadores de la escena de clubes nacionales. A los que hacen posible que veas a tus estrellas internacionales en tu ciudad. A los que pinchan a primera hora para una pista vacía, pero hacen que poco a poco la noche se vaya animando, en espera de la gran estrella invitada.

Ahora está muy de moda el techno pop, la electrónica mezclada con el macarreo o con el techno más profundo. Un día, Sideral, abanderado de ese estilo, y compañero de Dj Amable en las cabinas de Barcelona, se hizo famoso en las cabinas de todo el país. Era un dominador de muchos estilos, lo que demostró en varios CDs que andan por el top ten de la mejor electrónica patria: Schizotronic & Techno y sobre todo Darkhouz & Popotronic.

Pero sus trabajos publicados en soporte físico nunca podrán superar al que fue su verdadero trabajo que hizo en las cabinas del Nitsa y del Loft barcelonés. Noches y noches que abrió y cerró una de las pistas de baile más míticas del país para todas las estrellas electrónicas que os podáis figurar. Después, viajó a Irlanda, alcanzó la fama, volvió a España, recorrió todos los clubes y festivales habidos y por haber.



Sideral live @ Electrosplash 2005

Aquí en Madrid, le hemos podido ver en infinidad de ocasiones en el Low, junto a su compañero Amable. La verdad es que Sideral era sinónimo de fiesta. En una misma sesión, éxitos del rock, techno indiscriminado, ácido o clásicos del house. ¿Porqué no? Y su estilo es imitado por muchos, pero pocos consiguen hacer el trabajo tan perfecto, tener esa psicología de pista, seleccionar tan bien la música. Cuando murió, estaba proyectando un disco íntimo, su cara más pop, en un CD que hace poco sus amigos y familiares han revivido un trabajo que quedó a medio hacer, hace ya más de cuatro años.

Circulan por Internet algunas de sus sesiones. No demasiadas, desgraciadamente, ya que hace tantos años tampoco era costumbre registrarlo todo, como lo es ahora. Sin embargo, hay un set (Sónar 2002) que os recomiendo encarecidamente que busquéis, ya sabéis, aquí y allá. Una lástima que Sideral nos dejara, porque su contribución a la cultura de clubes nacional es muchísimo mayor de la que nunca podrán hacer otras estrellas… o estrellados.

En Noctamina | Españoles por el mundo
Más información | Sideral y el largo adiós

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario