Sigue a

dcode festival 2011

Tras una primera jornadad demasiado calurosa, las primeras horas de la tarde del dcode Festival estaban descartadas por receta médica ficticia. Ni siquiera cuando el sol ya se iba había cuerpo de festival.

El sábado era el supuesto día bueno del dcode Festival con varios nombres internacionales que combinaban años en activo con promesas en pleno auge.

Javiera Mena

Javiera Mena dcode

Entre el calor de sobra mencionado y el retraso que llevó a que la actuación de Javera Mena se solapase con The Vaccines, la historia estaba un poco limitada. La cantante chilena contó con acompañamiento a los teclados y batería mientras que ella se quedó con más sintes para seguir construyendo ese Techno Pop ochentero rancio que ayer no fue nada del otro mundo porque la voz se apreciaba muy mal y el conjunto perdía fuerza. (4,5)

The Vaccines

The Ting Tings dcode

Unos chicos jóvenes de Inglaterra, de Londres concretamente, haciendo Rock heredero de décadas pasadas con rapidez y tirón. ¿Cuántas veces en los últimos años hemos leído la misma historia? Unas pocas. En el caso de The Vaccines son al mismo tiempo un nombre más que añadir a esa lista de amantes del Garage más suave y un nombre que saben hacer muy bien las cosas con canciones cortas de buena pegada. En directo las llevan igual de bien. (7)

The Hives

The Hives

Aunque para amantes del Garage en una versión más dura ahí estuvieron The Hives cubriendo el hueco con un buen concierto en el que Howlin’ Pelle Almqvist se sacó todos los trucos de buen líder enfático con el público recurriendo a un español chapurreado con el que nos dejó algunas perlas bastante graciosas. La hora y poco que nos dejaron en canciones fue a base de ritmos rápidos, riffs de guitarras de sobra repetidos durante todo el concierto y estribillos directos. Fueron los mejores de ayer. (7)

The Ting Tings

Lo mismo que he comentado antes sobre The Vaccines podría ir en copia y pega para referirme a The Ting Tings con la excepción que este dúo no tiene la misma gracia que los anteriores en sus canciones, las cuales se hacen pesadas, sin ningún atractivo. Ni siquiera sus singles más conocidos (lo único que tienen) como ‘That’s Not My Name‘ o ‘Great DJ‘ les solucionaron la papeleta. Por no tener, Katie White ni tiene voz. (3)

Kasabian

Kasabian dcode

La mayor lógica en el cartel del dcode llegó con estos cuatro nombres seguidos (Blood Red Shoes incluidos; por cierto, aburridos). Kasabian me recordaron en un inicio a un quiero y no puedo de Oasis, con Tom Meighan heredando muchas poses de Liam Gallagher, sensación que según avanzó el concierto fueron dejando de lado para acabar con su ristra de hits con los que sí consiguieron un atractivo mayor que el que tuvieron durante todo el directo entre medios tempos psicodélicos flojos. (6)

The Sounds

Llegó el momento de dar un toque (mínimo) electrónico a la noche. The Sounds añadieron sintetizadores desde Suecia con Maja Ivarsson como principal atracción en todos los sentidos. Canciones que también miran de forma descarada a mucha de la casca ochentera vía New Wave de cara a buscar un baile comedido. No me transmitieron nada. (4)

Crystal Castles

Crystal Castles eran mi mayor curiosidad de la segunda jornada. Con un cartel de tener un directo espectacular, de esos que te dejan con el culo roto, lo de ayer fue más que decepcionante. Ya en disco me parece que no tienen nada del otro mundo y que están sobrevalorados pero es que ayer ni siquiera supieron sacar provecho a su vena punkarra. Ethan Kath se dedicó a lanzar bajos gordos oscuros que combinó con momentos de 8-Bits y un Electro muy flojo. Sobre esta manta Alice Glass se dedicó a hacer ¿algo? Por lo general más visual que audio. No paró de saltar ni moverse en todo el concierto, con bajada al público incluida, pero de lo que es cantar muy poco. Con una voz hiperfiltrada y tirando de delay y eco, la canadiense estuvo desaparecida salvo dos o tres berridos al inicio. Soporíferos. (2)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios