Sigue a

Eat Skull por Daniel Boluda de Indiespot

Lo que más me atrae del Primavera Club es plantarse en una sala con los amigos y preguntar: ¿quién toca ahora? Y que la respuesta generalizada sea: ni idea, pero vamos a comprobarlo. Eso y las cañas sagradas entre los conciertos, nada de agobios por ir de una sala a otra, la comodidad domina, el estrés y la música son incompatibles.

Así que con esas ando. El cartel de este Primavera Club 2010 está plagado de nombres nuevos a quienes no conozco y que iré descubriendo día a día en directo. Un festival así es más entretenido, sorpresa tras sorpresa porque no sabes qué te vas a encontrar. La jornada de ayer no estuvo nada mal.

Primavera Club 2010, sala Nasti: Tamaryn

Tamaryn por Daniel Boluda de Indiespot

La sala Rock Kitchen está muy lejos. Y si antes hay que recoger la pulsera, siempre a última hora apurando por distintas obligaciones, pues lo de ver a Wavves se antoja imposible en el primer día. En el segundo apunta a repetirse la historia por la comodidad del Círculo de Bellas Artes frente a Caracol. Así que con estas acabamos en la Nasti para descubrir a un buen grupo: Tamaryn.

A mí si una banda le da al Post-Punk ya me tienen contento. Lo de ayer fue “un concierto típico del Primavera Sound, de esos que estás sentado en la grada porque hay un tiempo muerto entre un grupo y otro de los que quieres ver y aprovechas a cenar”, palabra de @Nogaret. Te alabamos óyenos. O léenos mejor dicho. Pues sí, fue algo así. Un concierto tranquilo, de una banda a la que según quién preguntases sacabas una conclusión distinta sobre en qué se fija la gente mientras ve un directo.

En mi caso tenía los ojos puestos en la cantante. Una chica de buen ver, con una pose de película en blanco y negro rollo indie de dos duros y mucha sesera detrás bien estudiada. Lo de Nico caló hondo, sólo que Tamaryn era morena, pero el timbre de la voz andaba en esa vía. Otro de mis amigos, cuyo nombre en este caso prefiero no desvelar por posibles represalias, comentaba que eran demasiado mayores para hacer esta música. Él se fijó demasiado en el bajista, Jonah Buffa, cuya pose “casual” e improvisada era digna de un monumento.

Hipersónica vota un 7El concierto de Tamaryn fue uno más en la revisión de la escena Post-Punk y Shoegaze con los típicos referentes de siempre. Un concierto que se basó en su álbum de debut, The Waves (2010, Mexican Summer), y donde seguro que estuvieron condicionados por la acústica de la sala. De ahí que las canciones fuesen, en la mayoría de los casos, sólo batería (Matthew Bajda) y bajo (sí, el de la pose). Alguna que otra línea de punteos agudos y poco más. Un buen concierto si te gusta oír otra vez este estilo de música.

Primavera Club 2010, sala Nasti: Eat Skull

Eat Skull cantante por Daniel Boluda de Indiespot

El comentario de @Loveof74 sobre el concierto de Eat Skull tras irse a las pocas canciones merece ser reproducido:

Eat skull: fuck you. Pa’ tomarle el pelo a la peña os quedáis en Wichita. Creo que nunca vi mayor proporción de alcohol en escenario #pclub10”

Un buen y rápido resumen a lo que de entrada vimos en un grupo que estaba en su luna de miel con alguna botella de alcohol. La tosta que llevaba el cantante estadounidense era de órdago, aunque su compañero que se llevó el premio al mejor tinte de todo el festival gracias a un rubio lejía tope indie no se quedaba atrás. Entre ambos intentaron aportar una versión punkarra de un Lo-Fi que tenía un buen gancho en las guitarras.

Nada que ver con lo que podemos escuchar en su último álbum, Wild and Inside (2009, Siltbreeze). Más bien nos ofrecieron la potencia de su anterior trabajo, Sick To Death (2008, Siltbreeze), donde el noise está muy presente en las guitarras y en una voz que busca lo contrario a lo bello. Un manera de cubrirse las espaldas con pedal o no incluido, natural que no mecánico.

Hipersónica vota un 4Eat Skull fueron un quebradero de cabeza para los pobres hombres de la organización del festival entre sus constantes caídas entre el público y su aparente actitud destroyer inocente. Al final estuvieron bien cuando les daba por pegarle gas a las guitarras, puesto que una buena distorsión siempre triunfa. Gansos es poco.

Fotos | ¡Gracias a Daniel Boluda de Indiespot!
Sitio oficial | Primavera Club
Más en Hipersónica | Horarios de los conciertos del Primavera Club 2010 para Madrid y Barcelona

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios