Sigue a

Primavera Club 2010

Foto: Mariano Regidor

La tercera jornada del Primavera Club era la que más esperaba debido a las actuaciones de Dâm-Funk y Mount Kimbie que se saldaron con resultados opuestos. El primero ofreció el mejor concierto del Primavera Club 2011 a falta que hoy Teenage Fanclub digan esta boca es mía como siempre, mientras que los segundos no lograron levantar el directo con un destacado desinterés del público presente.

Entre medias, carreras de una sala a otra, cantantes teñidas de rubio platino paseándose por el escenario con grandes voces, émulos de míticas bandas de los 80 sin transmitir nada y más cañas al cuerpo para disfrutar del festival.

Primavera Club 2010, viernes 26. Sala Neu! Club: Zola Jesus

Primavera Club 2010, Zola Jesus

Foto: Mariano Regidor

La actuación arty de la jornada, y seguro que del festival, fue para Zola Jesus el proyecto de Nika Roza Danilova que bien podría unirse al catálogo y escuela representada por Not Not Fun, donde sería la versión accesible de U.S. Girls, con un chorro de voz con el que logra levantar los temas mientras se marca interminables paseos por el escenario. Quienes sigan al sello Sacred Bones ya tendrán una imagen clara de su sonido.

Hipersónica vota un 6,5Entre cierta pose obligada para este tipo de proyectos, Zola Jesus afrontó con una propuesta muy minimalista (un único sintetizador y el micrófono de Nika) un sonido oscuro, asentado en un Industrial diluido con el que presentaron su último álbum, Stridulum II (2010, Sacred Bones), además de rescatar alguno de sus singles del principio, como ‘Sea Talk’ incluido en Tsar Bomba EP (2009, Troubleman Unlimited).

Primavera Club 2010, viernes 26. Sala Rock Kitchen: Wild Nothing

La decepción de la noche fue a parar a Wild Nothing. Un grupo que parecen los émulos de The Cure y The Smiths, que debieron empezar haciendo versiones de ambas bandas y al final acabaron por cambiar las letras y poner unas suyas para que no se notase tanto el parecido.

Hipersónica vota un 3Durante varios momentos del concierto podías corear el “boys don’t cry” que hasta hubiese mejorado lo que allí estábamos escuchando. Una banda indie a la que Pitchfork le regaló un 8,2 a su álbum de debut, Gemini (2010, Captured Tracks) y que la relacionaron de manera injusta con The Pains Of Being At Pure Hart, quienes sí beben de la misma fuente pero la adaptan a sí mismos con gracia y grandes hits. Sin presencia en directo y sin el mínimo intento de empatía con sus canciones.

Primavera Club 2010, viernes 26. Sala Rock Kitchen: Dâm-Funk & Master Blazer

Primavera Club 2010, Dam-Funk

Foto: Mariano Regidor

El concierto que más ganas tenía de ver de todo el festival era el de Dâm-Funk, quien mantuvo el nivel necesario para haber entrado en la lista de los 10 artistas más molones con una estética particular como poco, con cambios de gorros y un estilo propio al llevarlos por encima de la gafa. Junto a él, Master Blazer, baterista y teclados para afrontar el verdadero Soul de estos días.

Hipersonica vota un 9Una hora y cuarto de directo (¡con bis incluido! algo no habitual en el Primavera) en la cual pudimos escuchar grandes temas que cogían el testigo de Isaac Hayes y Curtis Mayfield en su versión más calmada, logrando unos medios tempos que intercalaba con dardos funkarras en los que James Brown y Stevie Wonder eran claves, sin olvidar el filtro de Prince. Todo a base de teclados, sintes amantes del buen boogie, la voz y la actitud de Damon G. Roddick, quien logró levantar a las escasas personas que se quedaron a verle (un 20% del aforo según los datos del Primavera Club). Dâm-Funk firmó el mejor concierto del festival, un subidón tremendo de adrenalina a base de baile negro. Pena que la organización traiga a tan pocos nombres como él.

Primavera Club 2010, viernes 26. Círculo de Bellas Artes: Mount Kimbie

Tras el nefasto concierto de Small Black ayer, yo dudaba del Círculo de Bellas Artes como recinto idóneo para el concierto de Mount Kimbie, uno de los proyectos de música electrónica estrellas de este 2010 bajo el paraguas del ya comentado Post-Dubstep gracias a su álbum de debut, Crooks & Lovers (2010, Hotflush Recordings). Había muchas ganas de verlos y más tras el subidón ofrecido por cortesía de Dam-Funk.

Hipersónica vota un 4Por desgracia, esta sensación expiró en cuanto Kai Campos y Dominic Maker comenzaron a afrontar su directo. Definitivamente el Círculo no era el lugar más adecuado, no con un público que lo abarrotó pero que no paró de contarse sus cosas durante todo el directo en vez de irse fuera si no les interesaba. El dúo inglés buscó ir de menos a más, con una primera fase demasiado larga, por lo que todavía costó más la introducción de la gente al directo que tuvo en su recta final una sorprendente e inesperada zapatilla que no dijo nada bueno sobre Mount Kimbie, pero que con la que sí se despertó la gente durante dos únicos temas antes de que el dúo dijese adiós y se fuesen sin pena ni gloria.

Primavera Club 2010, edición Madrid

Sitio oficial | Primavera Club

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios