Sigue a

Four Tet

La segunda jornada del Sónar era la que más esperaba. Aphex Twin en el cartel por la noche, Four Tet en el Sónar Día y entre medias una buena retahíla de nombres que estuvieron a buen nivel.

No merece la pena enrollarse más para una entradilla cuando lo importante es lo que viene después.

Star Eyes

Con lo que a mí me gusta comenzar tranquilo el día de festival, va Star Eyes y nos da una ración de música británica que fue pura dinamita. La estadounidense del sello Trouble & Bass siguió tirando por la escena del Dubstep, el UK Funky y el Techno. Dejamos de ver los últimos minutos y al volver estaba cantando, lo cual quitó puntos a la actuación. (8)

Sewing Machine Orchestra (Martin Meesier)

Sewing

Pocos días se tiene la posibilidad de ver a un hombre hacer música con 6 máquinas de coser de los años cuarenta, las famosas Singer, cuyo nombre ayer sí tuvo mayor lógica. Martin Meesier cubrió el escenario con una capa de humo entre la cual fue mostrando sus máquinas que combinaban su movimiento con una luz incorporada que daba otro plus visual al directo. Entre el Industrial y una música concreta curiosa. Una grata sorpresa que contar a los amigos. (7,5)

Zinc

Zinc

El subidón de Star Eyes no había sido roto por las máquinas de coser, sólo puesto en reposo, Zinc llegó con toda la maleta, o mejor dicho, con todo el disco duro de su Mac lleno de dardos, de nuevo, británicos. Una hora en la que el de Bingo Beats no dio tregua a base de lo que mejor sabe hacer: ritmos acelerados procedentes del Jungle, 2 Step y todo el UK Funky actual. (8,5)

Katy B

Katy B

Al hype lo que es del hype y a Katy B una banda para que suene como si fuese una caja de ritmos y ella una Joss Stone venida a menos. Un concierto sin gracia, entre temas más directos y otros tranquilos con los que ha logrado el éxito comercial. Nada interesante por estos lares. (3)

Teebs

Lo de haber publicado con algunos sellos es un apoyo para los artistas, ya que si te gusta lo que hace Flying Lotus, como es el caso, al final vas a dar una oportunidad a Teebs, quien está en el catálogo de Brainfeeder. Yo le vi un artista perfecto para escuchar en casa o en otro momento, no apto para ponerse detrás de los ritmos locos británicos cuando él buscaba justo lo opuesto a base de calma y creación de ambientes. (5)

Four Tet

Sonar Four Tet

Kieran Hebden se situó tras la mesa y comenzó a hacer su show de menos a más, como le gusta tanto en sus canciones como en sus directos. Mucho ascenso esperado, mucha IDM bien calculada pero todo sobre una base sobre la que apoyarse bastante previsible gracias a unos bajos repetidos sin mucha sorpresa. (8)

Nacho Marco y Radiocontrol

Justo antes de hacer el descanso para saludar a nuestros amigos los kebabs, Nacho Marco empezó a lanzar un inicio de música Disco bastante espacial que luego fue cayendo al Jazz con un tramo de saxofón incluido. Después ya empezó poco a poco a saludar al House y nosotros nos despedimos. Dio la casualidad que comenzamos el Sónar de noche con el mismo estilo y con un español detrás de los mandos, Radiocontrol, que volvió a dar otra buena ración de Disco y de House muy alegres y bailables. (8)

Cyclo

Lo de Carsten Nicolai es sinónimo de éxito si te gusta el Ambient y todo lo relacionado. Ayer se juntó con su amigo Ryoji Ikeda, otro hombre que también da fuerte a este campo sonoro y entre los dos se marcaron 30 minutos impecables de terrorismo musical gracias a unos bajos demoledores propios del Industrial y unos visuales con figuras geométricas idóneos para su propuesta minimalista. (9)

The Human League

Los viejos tiempos son viejos por algo en muchas ocasiones, The Human League no son la excepción de que revivir lo ya explotado no funciona. Su último disco, Credo, es un buen mojón y ayer lo llevaron al directo mezclándolo con varios temas antiguos que lo sacaban un poco a flote. Todo un poco decadente. Muy de orquesta de pueblo como dijo Risingson. (3)

Cut Copy

Cut Copy

Así que tras un rato de The Human League nos fuimos a Cut Copy, quienes nos dieron una grata sorpresa. No esperaba que sonasen tan bien en directo. Fue una fiesta total gracias al Synth-Pop que casualmente tanto debe a quienes habíamos dejado atrás en el otro escenario, al mismo tiempo que a New Order, etc. Alegría pop para oxigenarse un poco entre tanto beat. (8,5)

M.I.A.

MIA

Antes de M.I.A. pudimos escuchar un poco a Munchi y nos dejó con la boca abierta, qué control del ritmo, pena que lo pillásemos al final. A este hombre hay que seguirle de cerca. Después la diva bajita se retrasó un buen tiempo y rompió la puntualidad de rigor del festival. Todo para hacer un concierto bastante flojo, nada que ver con la bomba que lanzó en Madrid hace poco. Estaba desganada en las voces, tuvo que tirar de acompañamiento con una MC a la que se unió más tarde uno de sus colaboradores. Eso sí, las bases siguen siendo muy sucias y macarras. (5)

Scuba

El hecho de pinchar antes de la estrella de la noche no debe ser fácil, menos aún si va con retraso la actuación por el artista de antes. A Scuba le tocó jugar con este papel de intermediario y no tenía cara de muchos amigos. Su disco es una maravilla, su sesión fue bastante interesante pero ni de lejos tan buena. Encima al final la prolongó demasiado cuando todos queríamos que nos dijese adiós con ese gesto tan hooligan que tiene el de Hotflush Recordings. (7)

Aphex Twin

Aphex Twin

Y llegó el turno de Richard D. James quien volvió a situarse al fondo del escenario con su mesa, a la sombra, evitando acaparar la atención en un primer plano pero con tres pantallas gigantes detrás que reproducían un show visual increíble en el cual estaba toda su iconografía mezclada con el público. Un espectáculo muy bien pensado en todos los sentidos, empezando de forma tranquila, incluso bastante plana y por momentos aburrida, para acabar con una buena dosis de terrorismo sonoro que él sabe muy bien cómo crear. Antes de despedirse de su “odiado público” nos había transportado en una sesión que cogió de todo, desde Acid hasta temas suyos de una primera etapa. Todo bajo una coartada Trance que ya quisiera James Holden (otro grande). Aphex Twin es el bucle infinito hacia arriba y cuando te tiene arriba machaca a base de bien. Te escupe, no te tira pétalos de flores. (9,5)

Tras una hora y algo del irlandés, cualquier intento para seguir la noche era en vano. Ya estaba todo resuelto, aún así apostamos por un poco de Djedjotronic para irnos a casa con más Techno duro en el bolsillo.

Fotos cedidas por la organización del Sónar.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios