Belphegor

En Austria, un país asociado a la música clásica, también existen bandas de metal extremo como Pungent Stench, toda una institución dentro del grindcore, y Belphegor, que son activistas del black y el death. Éste es su octavo disco, incluyendo el directo Infernal Live Orgasm.

En Bondage Goat Zombie nos encontramos con nueve temas que podíamos calificar de más comerciales que lo que entregaron en el pasado Helmuth y sus compinches. Ese metal extremo blasfemo, totalmente irreverente y sacrílego que les sitúa sin embargo más cerca de Satyricon que de Dark Funeral, por poner dos extremos.

Belphegor, que ahora es un trío que completan Serpenth y el batería de estudio Torturer, son dentro del género melódicos pero no os creáis que son una banda de broma; desde el primer tema, el que da título al disco, el trío se convierte en una apisonadora, escupiendo letras aberrantes, algunas de ellas escritas por el Marqués de Sade. Del conjunto me quedo con Sexdictator lucifer, donde parecen unos Agathodaimon sin teclados.

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 0

Actividad de la comunidad