Moonspell

Cuando comienza a sonar At tragic heights parece que estamos ante un tema de Dead Can Dance, con esas voces orientalizantes y adictivas cortesía de Crystal Mountain Singers que se tornan en operísticas en First light , pero no, enseguida oímos las voz profunda, cavernosa, de Fernando Ribeiro, que ha hecho un trabajo de quitarse el sombrero en este nuevo álbum.

Moonspell no han dejado de mutar su particular propuesta y respecto a Memorial la banda sigue igual de poderosa aunque explorando terrenos colindantes a los de este disco. Su metal lo percibimos más gótico en el single Scorpion flower, donde Ribeiro realiza un dueto con Anneke van Giersbergen, ex cantante The Gathering, ahora en Agua de Annike, el corte más melódico y accesible del álbum.

En el resto del disco, salvo en Dreamless (Lucifer and Lilith), se escoran hacia un metal extremo, casi black por momentos, y oscuro, nada gótico, evidenciado en los pasajes tenebrosos del tema de apertura citado antes, o Hers is the twilight. Como en anteriores entregas, los portugueses han puesto a disposición una edición limitada con distinta portada, una versión especial del sencillo de adelanto, y el tema inédito Age of mothers, más un DVD con los clips de Memorial, el making of de Finisterra y tres temas en directo de su última actuación en el Wacken Open Air.

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 7,5

Actividad de la comunidad