I Ka Kene

África tiene que estar llorando, de vergüenza, al enterarse que Dover les ha dedicado su último disco I Ka Kené, como si ellos no tuvieran suficiente música de calidad como para exportar a todo el mundo. Pero no pienses que se han molestado en montarse en un avión y viajar a nuestro continente más cercano para empaparse de su sonido, todo surgió de forma tan anecdótica como que Amparo Llanos entabló una relación con un chico inmigrante y este le introdujo en los sonidos de su país, Mali. A ella le gustó y lo tuvo claro: el próximo disco africano.

Diez canciones en poco más de 30 minutos, utilizando el inglés, francés y el bambara como idiomas y recurriendo a algún instrumento autóctono. Un nuevo giro en la carrera de estos cuatro madrileños que esta vez han apostado por el exotismo y les ha quedado tan artificial como cuando viajas a la India, Brasil o África y no sales del resort. ¡Hola, qué tal! es la traducción del titulo de su séptimo disco y sólo podemos responderles ¡Cada vez peor!.

Estamos hablando de mainstream puro y duro y no puedo entender como no hay profesionales a su alrededor que les asesoren. Si el único objetivo es hacer esa canción pegadiza que durante unos meses nadie se pueda quitar de la cabeza (eso es Dover, ¿no?) tampoco creo que sea tan difícil. Con ‘Let Me Out‘ y ‘Do Ya‘ de su anterior disco lo consiguieron, aunque no entendiéramos esa obsesión por imitar a Madonna que les entró de repente.

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 1

Actividad de la comunidad