Sigue a

Death Grips - The Money Store

Historia simplificada: chico joven con cara de no haber roto un plato conoce bajos macarras y comieron perdices. Fin. Historia extendida: Death Grips fichan por la multinacional Epic y lo petan con The Money Store. Las teorías sobre un nuevo Hip Hop mejor las dejamos de lado que aquí tampoco se inventa la pólvora, solo se dota a las bases de una violencia que vuelve a canalizar el malestar exterior, de ahí el triunfo.

Epic echa el guante, el nuevo Hip Hop en la industria

Me quedo con el sabio fichaje de Epic en un nuevo movimiento de la industria por llevarse bajo sus faldas a todo aquel producto rentable. Alguien vería el éxito que los de Sacramento, California, tuvieron el año pasado con un álbum como Exmilitary publicado por ellos mismos y se le iluminaría la luz de las ideas. Aquí hay dinero, más aún si hablamos de Hip Hop. Jóvenes generaciones, marketing, marcas, rabia, cling cling, caja hecha. En el mismo barco Jennifer Lopez, Shakira y The Fray, tres nombres que han publicado algo nuevo con Epic en 2012.

Al final da igual el mensaje de lo que están vendiendo. Con poner la siempre alegre etiqueta “Parental advisory. Explicit lyrics” lo de dentro se puede vender de una u otra forma, aunque esté criticando al propio vendedor, al político amigo y a la sociedad de la industria del consumo en general.

Le doy tanto bombo a este tema porque Death Grips son uno de los nombres del Hip Hop joven de los Estados Unidos y su salto a una multinacional es algo más que una anécdota. Al igual que la historia de Sugar Hill Records merece tanta atención como la de algunos raperos. Que tanto talento joven esté aprovechando las ventajas de Internet para publicar sus mixtapes y discos sin barreras es una brecha brutal que ahora trae sus frutos. Mientras, Lil B campa cual rebelde libre, Tyler, The Creator se fue a XL Recordings, otra major “indie” y A$AP Rocky se va a Polo Grounds Music, de Sony y en el que también está Pitbull; por citar solo algunos nombres de este nuevo Hip Hop joven y sus respectivos cambios en la industria que vuelve a absorber para sí misma fenómenos que a priori buscan los márgenes.

Un Hip Hop amplio, macarra y duro


Death Grips – The Cage

Death Grips es un grupo en el cual Zach Hill lleva la producción junto a Andy Morin. Desde ese instante se entiende ese sonido tan amplio que esquiva la etiqueta Hip Hop más básica y se le añaden las siempre ambiguas “experimental” y “alternativo”, que no vienen a significar nada. Zach Hill no es un novato, con solo 32 años ya ha pasado por un buen número de proyectos tan variados como Hella, Wavves, Goon Moon o la banda de Omar Rodriguez-Lopez (The Mars Volta). Así que no sorprende que al batería le dé por mostrarse tan multidisciplinar dentro de un género como el Hip Hop, el cual siempre ha sido un coladero de influencias, por más que se quiera vender de otra manera.

Death Grips vuelve a tirar de ciertos dejes del Rock en la base solo que es la electrónica la que oculta todo con una capa tremenda (‘Hacker’ podría estar firmada por unos LCD Soundsystem pasados de rosca). Hardcore o Industrial en vena para Death Grips recordando esos impulsos raves de los 90 tan inspiradores en la actualidad. Nada del Hardcore con estilo de Nas o Run-D.M.C. En todo caso serían más como Public Enemy puestos a tirar de archivo (colaboración con Anthrax en ‘Bring the Noise’ incluida). Aquí nos encontramos más el muro entero para darnos cabezazos. En las voces, un trío compuesto por MC Ride, Mexican Girl e Info Warrior que en los momentos más duros me recuerdan al Grime de mayor taladro, como el de Terror Danjah. Hay similitudes a la hora de compartir influencias. Y por supuesto: Gil Scott-Heron en el fraseo en temas como ‘Get Got’. En otras, se marcan un Jota versión Noise en Hip Hop.

Mi parte favorita llega en los cortes todavía más oscuros como ‘The Cage’ en los que sí se nota ese Grime crudo y áspero en el que Death Grips saben nivelar bien la pegada en la caja de ritmo, en una sensación final que me recuerda a lo que el año pasado hizo araabMUZIK, pero sin esa parte tan festiva. ‘Punk Weight’ no deja el ruido entre breaks y ‘System Blower’ funciona como otra bola de demolición frente a cualquier tímpano. Agoniza entre cortes con un Dubstep mutado en una bestia sin miedo a arrollar a quien sea.

Hipersónica vota un 8The Money Store es el Hip Hop Hardcore más macarra (‘Blackjack’). Al igual que Die Antwoord nos ganaron a muchos en 2010 por la intensidad que transmitía su música, Death Grips mejorarán el éxito alcanzado el año pasado gracias a este álbum y Black Google, el segundo que caerá en 2012, pero con la baza de tener un mejor mensaje, de ser todavía más duros y una mezcla en la base que entra mejor de lo que parece.

Ahora para el disco. El silencio. Se valora de otra manera el relax ante tanta tensión. Parece una paliza.

Más en Hipersónica | Planeta distante #7: Nuevas bases, nuevas rimas – Otro Hip-Hop [podcast]

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios