Síguenos

Música de fiesta

Todos los que amamos la música nos vemos condenados muchas veces a tener que soportar fiestas o locales donde escasea el gusto en el repertorio de canciones. Lo sé, es terrible. Por eso siempre se hace tan atractiva la oportunidad de pinchar música en una fiesta, intentando aportar desde nuestros gustos personales para que todo el mundo pueda pasarlo lo mejor posible. ¿Pero cómo podemos hacerlo para no acabar haciendo pasar a nuestros amigos por ese mismo tedio musical que nosotros estamos hartos de sufrir?

En realidad es bastante sencillo teniendo unos cuantos puntos claros y aceptando en todo momento que nuestra labor como surtidores de música no es la buscar el reconocimiento del personal, sino la de conseguir que todo el mundo disfrute de la fiesta. No voy a dar sugerencias de tipo técnico porque aquí cada maestrillo tiene su librillo, y además reconozco que tampoco soy ningún experto en ese área. Son aspectos más teóricos, pero confío en que os sean útiles estos cinco consejos para triunfar pinchando música en una fiesta.

1. No intentes imponer tus gustos

Asúmelo: a la gente no le importa qué música te gusta, por muy amigos tuyos que sean. Una fiesta no es momento de “evangelizar” sobre lo que tú consideras que es buena música, ni para dar a conocer tus últimos descubrimientos, así que céntrate en que tu repertorio se base en temas que le gusten a la mayor cantidad de gente posible, y sobre todo que sean sinónimo de marcha. Has de tener en cuenta que cuando salen, la mayoría de personas quieren sobre todo canciones que ya conozcan, así que aunque tú pienses que ‘Citizen Erased’ es la mejor canción de Muse, ellos van a querer que les pongas ‘Uprising’.

2. No tengas vergüenza con tus elecciones

Pero el punto anterior tampoco debe servir de excusa para que te limites a poner temas facilones y a otra cosa. Tu personalidad también tiene que quedar reflejada en tus elecciones, así que no te restrinjas por lo que otros puedan pensar sobre ti a la hora de pinchar. Habrá quien te mire raro si osas a salirte del tiesto poniendo algo de Raffaella Carrá, por decir algo muy hardcasposo, pero cuando todo el mundo esté coreándola al calor del cubata, poco importará eso.

Fiesta

3. Agrupa las canciones con criterio

Para poner canciones en aleatorio ya está Spotify, así que si te vas a encargar de surtir de música una reunión social, intenta que el orden en que se emiten lleve algún criterio. Porque pasar de Bonnie M a Guns N’ Roses, así de golpe y sin anestesia, puede quedar un poco brusco. También hay que tener en cuenta que una fiesta puede ir pasando por distintas fases, y la música que se ponga en cada momento debe adaptarse a ellas en la medida de lo posible. Porque ya se sabe que el personal no está igual a medianoche cuando aún se están calentando motores, que cuando ya se llevan unas cuantas horas de marcha en el cuerpo.

4. Acepta peticiones… pero con cabeza

Esta es una parte especialmente complicada, lo sé, pero ser el encargado de la música no te da derecho a sacar el pequeño dictador que llevas dentro, imponiendo tu criterio sobre cualquier petición o sugerencia que te llegue. Siempre es positivo estar abierto a lo que otros deseen escuchar, pero obviamente sin llegar a perder el control de la sesión. Vamos, que si una chica que te mola viene hacia ti con ojos vidriosos y te pide algo de El Canto del Loco, al menos ten la decencia de ponerlo cuando pegue en el ritmo que estés llevando, no lo vayas a enchufar ahí de cualquier manera para metértela en el bolsillo. Naturalmente, si en algún momento es necesario decir no, tampoco va a pasar nada.

5. Ante todo, pásatelo bien

Al final, todos los puntos se resumirían en este consejo final. A una fiesta se va a disfrutar, y la música es un aspecto crucial para conseguirlo, así que intenta pasártelo bien, sin esclavizarte, y que los que estén contigo también disfruten. Procura encontrar un equilibrio entre lo que tú consideras bueno y lo que los demás quieren oír, estar atento a lo que “pide” cada situación y no aislarte del resto de personas, pues a fin de cuentas estás a su servicio. Llevar una sesión preparada de antemano siempre es una opción muy recomendable, pero teniendo la flexibilidad suficiente para cambiar algo de la misma cuando sea necesario.

Y por si os sirve, aquí os paso una lista de Spotify bastante variada que tengo preparada para salir del paso en ocasiones imprevistas. Que lo ideal es llevar un equipo algo más completo para estas situaciones, pero nunca sabes cuándo se puede montar una fiesta sin que tú estés listo, y con que haya un ordenador cerca, tener una lista así ya te puede salvar la noche.

Imágenes | Genkaku, Sammylee

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios