Sigue a

DJ Salinger

Poner nombre a un grupo no es tarea sencilla: es motivo de discusión o, a veces, simplemente se pilla lo primero que viene a la mente. Pero, además, puede pesarte toda la vida, para bien o para mal. Desde quienes optar por lo serio hasta quienes optan por el chiste, hay muchas maneras de llegar a conseguir el mejor nombre para un grupo de música. Ejemplos hay muchos, pero van algunos de mis favoritos. (Y recordad que si no sabéis qué nombre ponerle, podéis usar el generador de nombres de grupos aleatorios).

Los juegos de palabras

  • Ringo Deathstarr: Salidos de Austin para unir a los Beatles con el lado oscuro.
  • Com Truise: La definición de mindfuck hecho nombre de grupo.
  • Thelonius Monster: reirte del jazz da puntos.
  • Bratmobile: A Batman siempre le gustaron los mocosos.
  • Norman Bates & The Showerheads: Para amantes de las duchas.
  • Breakdances with Wolves: A Kevin Costner habría que verlo así.
  • D.J. Salinger: A veces es tan simple como cambiar una letra.
  • PolterChrist: Chiste católico-terrorífico
  • New Kids On The Blood: El chiste es bueno si eres una banda de Black Metal
  • Times New Viking: Para que veáis que hay peores chistes tipográficos que la Comic Sans.

Un nombre que te cuadre

  • LoL: Acortarte el nombre para definir tanto en sólo tres letras.
  • Angry Samoans: sonaban a eso aunque fuera de California.
  • Atari Teenage Riot: Mejor nombre jamás puesto
  • Explosions In The Sky: pero de pirotecnia más que de cohetes.
  • Pop Will Eat Itself: Ponerte nombre de grupo sacándolo de una cita de una revista en la que más tarde saldrás. Doble combo.
  • Hayseed Dixie: ¿Qué otro nombre vas a ponerte si eres una banda de versiones bluegrass de AC/DC? (Recordad que ya recopilamos algunos grandes nombres de bandas de homenaje)
  • Suburban Kids With Biblical Names: Lo dirían de coña, pero luego suenan a eso, justamente.
  • The Pains of Being Pure at Heart: Ha pasado de bueno a servir para hacer chistes con cada nuevo movimiento discográfico que tienen, pero para nosotros siempre serán los Pains of Lolailo.
  • Casiotone for the Painfully Alone: Owen Ashworth resumiendo toda su música y lo divertido, doloroso y a la vez sarcástico de sus letras.
  • Amusement Parks on Fire: Pues eso, la épica que hay detrás de incendiar un parque de atracciones. Si es que la hay.
  • Badly Drawn Boy: Canciones siempre sin acabar de dibujar del todo.

Vivimos en un mundo político

  • Rajoy Division: Los nazis vinieron a mi casa, el uniforme roto y la cabeza baja. Los nazis se hicieron café y me pidieron dinero hasta final de mes.
  • Someone Still Loves You Boris Yeltsin: Siempre te recordaremos bailando, Boris.
  • Everybody Was In The French Resistance… NOW: a toro pasado siempre es fácil apuntarse a la resistencia. Eddie Argos (Art Brut) lo sabe.
  • The Plot To Blow Up The Eiffel Tower: Desde San Diego, ideando cómo volar monumentos antes de convertirse en The Soft Pack y los Crocodiles.
  • JFKFC: Desde Atlanta, con amor a los presidentes asesinados y al pollo de Kentucky por igual.
  • Olympic Death Squad: Mark Robinson, el tremendo tipo detrás de Unrest y Air Miami, y su amor olímpico.
  • Ateos gracias a dios: Ska chileno orgulloso de no creer en Dios. Más o menos.

Ellos lo valen

  • Los Ganglios: Los creadores de ‘La guapa y los ninjas‘ deben salir en cualquier lista.
  • Milli Vanilli: Tan bueno como ellos.
  • Spock’s Beard: Recordar al episodio de la realidad alternativa de ‘Star Trek’ da buenos resultados.
  • Bono Must Die: Mejor nombre-eslogan de la última década.

Más en Hipersónica | Los mejores y más descabellados nombres de bandas tributo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios