Síguenos

Mejores discos electrónica

El Fotolog ha pasado de moda. Es una red social incomprendida, desplazada, sin nadie por aquí que le dé mimitos. Ahora todos renegamos del Fotolog pero hasta hace no mucho la usábamos a diario. Hay que revivir al Fotolog, volverle a dar la calidad que nunca tuvo. Es uno de mis propósitos para 2013. Para comenzar bien el próximo año prefiero adelantarme y publicar mi lista de los mejores discos de electrónica de 2012 en tan magnánima página con el fin de compartir espacio entre declaraciones de amor sentido a la Yoli y al Richar. ¡Va por ustedes hijos del mundo! Aquí tienen su lista.

10. Arbol – She read the wrong book

¿Por qué?: Junto a esta visión relacionada con el metraje aparece el gusto por el piano que siempre ha tratado y que tan bien había conseguido plasmar en You travelled my heart inside out (2007, Lejos Discos), mi álbum favorito de su discografía. ‘In the castle’ o ‘So Fragile’ como temas que cogen ese testigo. Aunque en este trabajo el piano cobra menos importancia que en los anteriores. En cambio, la voz sí que aparece de una forma natural, casando con unas composiciones en los que una mujer de timbre agradable da más énfasis al conjunto. ¿Hablamos de Pop? Sí, si queremos ponerle una etiqueta Arbol se acerca más al Pop y si queremos la concreta hasta podemos jugar con esa Indietronica horrible que se inventó hace unos años para definir a gente como Lali Puna. Vamos, hablo de proyectos a los que les gusta jugar con un tempo calmado.

Una canción: ‘mermaid’.

Crítica en Hipersónica: Arbol – She read the wrong book: tómate la vida con calma

9. EQ Why – Equalized

¿Por qué?: Demencial, violento, con loops frenéticos y capas superpuestas que se transforman para dejar a cualquiera con el culo roto si intenta seguir semejante ritmo. No obstante, hablamos de Juke y de sexo.

Una canción: ‘Hood Rich’.

8. Slugabed – Time Team

¿Por qué?: Una auténtica fiesta de álbum. Unión entre el Wonky, Dubstep y sobre todo el Synth Funk. Ojalá hubiese más así.

Una canción: ‘Mountains Come Out Of The Sky’.

7. Flying Lotus – Until the Quiet Comes

¿Por qué?: Con Until The Quiet Comes tengo la sensación de encontrarme con un álbum como el More Songs About Food and Revolutionary Art(1997, Planet E) de Carl Craig o el Bodily Functions (2001, Studio !K7) de Herbert. Un álbum del cual disfrutar en adelante al igual que Cosmogramma (2010, Warp). De nuevo la mezcla con el Jazz y otros sonidos bien asumida. Y de nuevo una suavización evidente de Flying Lotus desde sus comienzos hasta ahora.

Una canción: ‘See Thru to U’.

Crítica en Hipersónica: Flying Lotus – Until The Quiet Comes: hacia nuevos terrenos

6. Com Truise – In Decay

¿Por qué?: Es Giorgio Moroder y es uno de los mejores ejemplos de Synth Funk y Disco oscuro que se pueden escuchar. Una gozada. 80 bien revisitados. Podría sonar como BSO de Scarface. Tony Montana todo loco con esta música.

Una canción: ‘Dreambender’.

5. Legowelt – The Paranormal Soul

¿Por qué?: Lejos de refritos y vueltas a la rueda hasta volverla cuadrada Legowelt recupera el auténtico groove del Techno de Detroit, el alma de las máquinas. Desde ese recuerdo constante de Juan Atkins a Kraftwerk al querido Jeff Mills. Lo hace convirtiendo cada tema en un viaje de sensaciones como la gran música que es.

Una canción: ‘Elements of Houz Music’.

Crítica en Hipersónica: Legowelt – The Paranormal Soul: excelente rescate al techno de Detroit

4. Actress – R.I.P

¿Por qué?: R.I.P. tiene cuatro caras. El formato digital y en CD se devora las divisiones, por ende, el álbum cambia. Cada cara tiene su sonido propio, son pequeños EP, pequeñas historias, bromas y experimentos que pueden estar ahí o más bien frutos de mi imaginación, como el mensaje de entrada. La muerte como primer impacto ante la obra.

Una canción: ‘Tree of Knowledge’.

Crítica en Hipersónica: Actress – R.I.P: la fragmentación como concepto

3. DJ Rashad – Teklife Vol 1: Welcome To The Chi

¿Por qué?: Sin contexto DJ Rashad es un fuera de serie. Con contexto es aún mejor. En Teklife Vol 1: Welcome To The Chi la evolución de aquel Hip-House de finales de los 80 en Chicago cobra vida en una nueva entrega mejorada. Es la versión actual de lo que Fast Eddie fue en 1988 con su jitazo de ‘Yo Yo Get Funky’ y el álbum Jack to the Sound (1988, D.J. International Records). Una sensación que trasmite el álbum en general, en la manera de usar la rapidez de los bajos, la mezcla de ritmos rotos, la voz y la manera de epatar con el ritmo y las cantaditas.

Una canción: ‘Chicago’.

Crítica en Hipersónica: DJ Rashad – Teklife Vol 1: Welcome To The Chi: el dedo en el ojo y la mano en el paquete

2. Himuro Yoshiteru – Our Turn, Anytime

¿Por qué?: Himuro Yoshiteru es un joven japonés de aspecto afable. Gafas de pasta, una reducida perilla, y una melena sobre la cara. Tiene los elementos perfectos para dejarte el culo partido en unos escasos ritmos rotos, así que nada de confiarse. Lo suyo ya viene de lejos, concretamente desde 1998 cuando publicó su primer álbum, Nichiyobi, bajo la discográfica Worm Interface. El pulso fuerte del Breakbeat estaba de capa caída a nivel popularidad pero eso a este hombre le importa más bien poco. Así ha ido elaborando una carrera apasionada por los sonidos agudos, por el MIDI y todo lo posible subir y bajar la frecuencia en un tiempo reducido. Ritmos rotos, Braindance, IDM o Drum and Bass. Podemos llamarlo de todo un poco que al final vale.

Una canción: ‘The Curse of S.C.’.

Crítica en Hipersónica: Himuro Yoshiteru – Our Turn, Anytime: los ritmos rotos del Hip Hop camaleónico

1. Shackleton – Music for the Quiet Hour / The Drawbar Organ EPs

¿Por qué?: En el terreno sonoro, Shackleton logra una producción espectacular. Un sonido limpio, buscando crear una realidad para la capa invisible que no escuchamos por lo general en nuestra vida diaria. Si tuviese que contextualizarlo de alguna manera solo puedo imaginarme una ciudad vacía dominada por las máquinas encendidas, realizando sus funciones para las que han sido programadas y actuando para el coresponsable de Skull Disco (junto a Appleblism) como si fuesen la mejor orquesta sinfónica jamás inventada. Hablamos de máquina, por tanto de perfección en sus movimientos.

Una canción: ‘Music for the Quiet Hour (Part One)’.

Crítica en Hipersónica: Shackleton – Music For The Quiet Hour / The Drawbar Organ EPs: una obra de arte electrónica perfecta

Estos diez álbumes son solo una pequeña muestra de todos los que me han molado en 2012. En mi lista personal de Rate Your Music tengo el resto. En unos días hablamos de 12” y EP de música electrónica.

Fotolog | Los mejores discos de electrónica de 2012 por Croquetas Pitbull
Más en Hipersónica | Los mejores discos del 2012: Metal (del veinte al once)
Más en Hipersónica | Los discos electrónicos de 2012, por Ferraia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

48 comentarios