Síguenos

Veranos y los días Dotore

Cuando Dotore sacó su magnífico primer disco, Demonios del otro lado del Océano, no parecía lo suyo precisamente veraniego, sino rotundamente otoñal. Pero el 21 de junio de 2010, el donostiarra volvió con su segundo disco: ese día de cambio de estación decidió lanzar Los veranos y los días, casi un disco entero dedicado precisamente a lo que no parecía ser lo suyo. Y vimos que le sentaba bien:

Pablo Martínez Sanromá, el noruego Håvard Enstad e Iñaki Irrisarri fueron los que dieron forma a canciones que serían de folk de chimenea sino fuera por la necesidad que tienen de ser de otra manera muy distinta. Ser como la ‘Isla de fiesta‘ y esas tragedias de mentira, de broma, de risa, de resaca:

O ser como ‘Cuento de Junio’, amantes engañándose a sí mismos, ya que ahora se besan y se ríen. No lo penséis más, este verano podría ser el vuestro (si no fuera porque va a ser aquel en que rompáis):

O ser, por ejemplo, como ‘Agosto, Lorea‘, un adiós instrumental de menos de dos minutos. El cuento tiene que acabar:

Sí, el verano también es eterno porque siempre te acuerdas de las personas que te has/te han dejado. La olas, la orilla, la brisa… Ninguna se acordará de nosotros cuando el verano haya muerto…

Imagen | Lonnypaul
Más en Hipersónica | Canciones de Verano

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario