Sigue a Hipersónica

Daft Punk

Tras los rumores sobre el más que posible nuevo disco de los franceses Daft Punk, aún no sabemos nada. Aunque todo parece apuntar a que a que sí tendremos cuarto álbum. Y más cuando ayer sembraron el pánico en las redes sociales haciendo oficial que han firmado por Columbia. En cualquier caso, ya teníamos preparados algunos post sobre ellos. Hace unas semanas el señor Sobrado les dedicó un post de cómo Daft Punk se convirtieron en unos iconos del pop para profanos para la música electrónica. Hoy toca hacer selección de sus diez mejores canciones. Ardua tarea, por cierto.

Y ardua no sólo por la cantidad de clásicos y buenas canciones, sino porque a diferencia de otros artistas, en cada disco la idea que ha vertebrado la composición ha sido una diferente. Así es que los tres trabajos, a pesar de tener algún punto en común, sobre todo en los dos primeros, cada uno es lo que se dice de su padre y de su madre. Esperemos que si viene un cuarto, sigan el mismo camino, es decir, que nos sorprendan One More Time.

10. Technologic (Human After All)

¿Por qué?: El último disco de estudio de los galos, y el último también si tenemos en cuenta la calidad del mismo. En Human After All bajaron el pistón si lo comparamos con sus dos hermanos mayores, lo cual no significa que siga teniendo alguno de esos hits que no fallan, una característica marca de la casa. Entre ellas, Technologic, el niño robot diabólico soltando palabras al azar, rodeado de ese sonido contaminado, característico del disco

9. Harder Better Faster Stronger (Discovery)

¿Por qué?: Una de las canciones más divertidas de Daft Punk, un clásico en todos los sentidos. Desde el famoso vídeo de las mozas con la caja de cartón hasta las voces vocoderizadas y pasando por el irrenunciable ritmo funky que te alegra el día. Vale sí, está creada a raíz de los samples de Cola Bottle Baby de Edwin Birdsong, y qué. Lo importante es que lo avisaron en el librillo del CD, puesto que no era la única sampleada. Pero al fin y al cabo da igual, es una de sus canciones más disfrutables y deja una estela de buenrrollismo impecable.

8. Aerodynamite (cara B Aerodynamic)

¿Por qué?: La cara B del single de Aerodynamic tenía este señor pepinazo que no tenía el impetuoso solo de guitarra de Aerodynamic, pero sí un ritmo vibrante y unos discretos scratchs que oxigenan el compaso del tema. Una pieza que en directo es una auténtica bomba, tanto por las raíces de techno básico propias del Homework, como por ese sonido vibrante que encontramos en la superficie. Los 2 Many la ponen bastante en sus sesiones. Por algo será.

7. Crescendolls (Discovery)

¿Por qué?: Sí, otra sampleada. Esta vez Can You Imagine de Little Anthony & The Imperials, pero Thomas y Guy-Manuel la hicieron de oro. Discovery es un disco diseñado para la fiesta, con varios clásicos que aún se siguen resistiendo a dejar de sonar en nuestras mini cadenas y garitos más cercanos. Uno de ellos es Crescendolls, una amalgama de samples, de sonidos locos que vienen y que van, de ritmo trepidante que se corta y después vuelve a por tu cuerpo. Ideal para nochevieja y momentos de matasuegras y vergüenza ajena.

6. Rock’n Roll (Homework)

¿Por qué?: Daft Punk son funk, son techno y son house en Homework, pero también son rock’n roll y mucho punk en esta pieza. Un corte abrasador que se vuelve más crudo cada vez que avanza, retorciéndose en su propio sonido y llegando a un final caótico en el que lo único que importa es perder el control. Daft Punk viscerales que te sustraen hasta la última gota de sudor para que te consumas en esta canción tan básica y primigenia, una vez más, pero tan destructiva. Cajas de ritmo asesinas.

5. Phoenix (Homework)

¿Por qué?: En Homework no sólo se dan cita producciones nacidas de la visceralidad de una fiesta eterna en un tugurio, también hay mucha afición por ritmos funkys. En Phoenix encontramos un excelente bajo que entra después de esa caja de ritmos que está presente durante todo el disco. Cuando todos los ingredientes entran en acción, el resultado es esta pegadiza obra de arte con una línea de bajo que es imposible sacarse de la cabeza. Estructuras compositivas simples pero de eficiente resultado.

4. Veridis Quo (Discovery)

¿Por qué?: Discovery pasará a la historia como el disco que incluía himnos houseros como One More Time, Digital Love o Harder Better Faster Stronger. Sin embargo, hay más en él de lo que las radiofórmulas quisieron enseñarnos. Y una de ellas es precisamente esta maravilla conocida como Veridis Quo. Una tarde otoñal por Los Campos Elíseos de París, una caja de recuerdos, alegría decadente. Veridis te lleva de viaje con un liviano hilo musical que pone la sensibilidad en niveles demasiado altos. Incluso para aquellos inhumanos que no lloraron en La Lista de Schindler.

3. Rollin’ & Scratchin’ (Homework)

¿Por qué?: Rollin’ & Scratchin’ define muy bien lo que es el debut de Daft Punk. Un conjunto de hachazos sonoros primigenios y la máxima manifestación de una fiesta repleta de sonidos erráticos, percusiones del neolítico, cajas de ritmo simples y graves potentes. El paso que le siguió a sus sesiones de acid suicida. En esta composición de más de siete minutos, los galos se meten en tu cabeza para golpearte salvajemente en las zonas parietales como una plancha de acero. De esos momentos en los que no puedes ofrecer resistencia y sólo entregarte. Rollin’ & Scratchin’ levanta a los muertos. Y también hubiera levantado a Lázaro sin necesidad de decírselo.

2. Around The World (Homework)

¿Por qué?: Su tema más emblemático, un bajo que entra en bucle funk mientras el vocoder dice una y otra vez Around The World. Y antes de que te des cuenta, has caído ante la maquinaria daftpunkiana a pleno rendimiento, de nuevo un hit directo a la lista de éxitos. Around The World es una de esas canciones que marcan época y que ayudaron a que la electrónica se abriera paso entre el mundo de los profanos electrónicos. Porque en singles como este, Daft Punk supieron equilibrar la balanza para agradar por igual a los amigos del house tradicional, a los de la electrónica que se abría paso en esos días, y por supuesto al colectivo guitarrero.

1. Da Funk (Homework)

¿Por qué?: La fórmula de Daft Punk es sencilla. Van añadiendo sonidos progresivamente sobre sus líneas de base características de cada álbum, para después combinarlos todos y llegar al momento de auge de la canción. Ese es el adn de Daft Punk y también, cómo no, de Da Funk, la máxima expresión de este sencillo esquema. Esa distorsión de guitarra sampleada, sonido registrado por el dúo, va deslizándose solemnemente sobre otro sample, plástico y agresivo. Paralelamente, la percusión va excavando en un pozo en el que buscar bases que retumban. En la segunda mitad de la canción, te machacan la cabeza gustosamente, mientras te dejan aturdido. Así es no sólo la soberbia Da Funk, sino prácticamente todo Homework, un compendio de sonidos arcaicos que ejecutados en ritmos desgarradores, abrasivos y en clave de funk a veces, te dejan huella. Uno de mis discos imprescindibles.

Daft Punk en Hipersónica

  • Daft Punk confirman su fichaje por Columbia
  • Daft Punk, iconos pop para público no electrónico, la ruptura del mercado
  • Daft Punk siguen sumando colaboraciones: ahora es el turno de Giorgio Moroder, pero, ¿para cuándo su nuevo álbum?
  • Especial Daft Punk: Discovery, un gran trabajo con pocos descubrimientos
  • Especial Daft Punk: Homework, los deberes bien hechos
  • Los comentarios se han cerrado

    Ordenar por:

    17 comentarios