Síguenos

Mogwai

Cualquier nuevo lanzamiento de Mogwai, Les Revenants en este caso, siempre es una buena excusa para que hablemos de uno de nuestros grupos de post rock preferidos. Así es como nace la idea de hacer este top ten a una de esas bandas que han popularizado el género, los últimos reyes de Escocia, que los llamó Gallego en su día.

No es nada fácil hacer un top ten de Mogwai que aglutine sus mejores canciones, dada la extensa discografía que tienen y por supuesto la considerable cantidad de temas clásicos que poseen. Se han quedado fuera canciones épicas y obras importantes, pero han entrado otras que lo merecen. Entre patrones slowcore, posicionamientos kraut y actitudes progresivas, Mogwai lograron engrandecer el post rock. Estas son, para mí, sus diez mejores canciones.

10. Summer (Priority Version) (Young Team)

¿Por qué?: En 1997 Mogwai debutaban con Young Team, un señor debut de post rock en el que sentaban las bases para que empezaras tu inexorable camino hacia la sordera. La culpa la tenían sus guantazos sonoros, que golpeaban con más violencia que Frederic Tatum. Entre varios de los grandes temas de este disco, uno que me llamó especialmente la atención la primera vez que lo escuché fue este, en el que el bajo va marcando la línea que ha de seguir la demolición que en breve te va a estallar en la cara. Es una de esas explosiones furiosas en las que después no queda nada. Canción para arrasarlo todo, como la onda expansiva que se imagina Sarah Connor en Terminator II.

9. Glasgow Mega-Snake (Mr. Beast)

¿Por qué?: Una de las mejores canciones cortas de Mogwai, que puede funcionar tremendamente bien en los temas de bajo minutaje. Se aleja de los frecuentes caminos del slow core para convertirse en un inmediato alegato por las guitarras pesadas, exhibiendo músculo y sin necesidad de allanar el camino para después fusilarte. El minuto final es tremendo, con toda la maquinaria puesta al límite, vomitando todo el sonido vigoroso que son capaces de emitir.

8. Ex-Cowboy (Come On Die Young)

¿Por qué?: Es la perfecta progresión musical del post rock de Mogwai. Una evolución lenta, densa, que se difumina en ruido sin llegar a dinamitarse, avanzando inexorable por un contubernio de experimentación sonora en el que se dan cita zarpazos de shoegaze, certeras secciones de cuerda, estridencia y fuertes dosis de electricidad. Mogwai no sólo son de puñetazos directos, también son de ascenso liviano, centrado en la descomposición de sonidos primigenios. Durante el trayecto no son pocos los efectos con los que disfrutamos de una epopeya sonora que se descompone y se esparce en el vacío. Ex-Cowboy deja exhausto.

7. We’re No Here (Mr. Beast)

¿Por qué?: We’re No Here es una canción desoladora, una de las que Mogwai te quitarían hasta el sombrero de la onda expansiva. La guitarra más afilada y cortante que resalta sobre la capa de distorsión, es la que lleva la batuta y la que mantiene la tensión del tema. Radiohead consiguieron desaparecer con How To Disappear Completely; Mogwai te eliminan con la ferocidad de We’re No Here.

6. Two Rights Make One Wrong (Rock Action)

¿Por qué?: Algunas de sus canciones tienen ese toque especial que evoca momentos personales, sobrevolando desde la lejanía la película de tu vida. Ese viaje viene bajo el patrocinio de temas como este. Two Rights Make One Wrong te deja en la cima, gracias a la gran ambientación que evoca. No todo en Mogwai es la furia y el ruido, con cada instrumento que entra al trapo, la armonía mejora. En particular, la segunda parte de la canción es emocionante, a base del vocoder y otros arreglos electrónicos. Esta canción es ese instante en el que Mogwai describieron una parte de tu vida.

5. Hunted By A Freak (Happy Songs For Happy People)

¿Por qué?: Recuerdo que el año pasado, mientras íbamos en el coche camino al BBK, cuando dejó de sonar Hunted By A Freak un amigo comentó: “joder, esto te absorbe”. Y eso es, básicamente, lo que consiguen Mogwai en este tema. Una canción que te atrapa y no te deja escapar, gracias a los acordes hipnóticos de las guitarras, la densidad de sus distorsiones y, de nuevo, el vocoder. No es una canción especialmente espectacular, pero los efectos que produce son infalibles, como si fuese una canción de otro mundo.

4. You Don’t Know Jesus (Rock Action)

¿Por qué?: Los escoceses suelen cantar muy poco, y la mayoría de las veces que se dedican a hacerlo, lo hacen con vocoder. Aun así, su música habla por sí sola, con un título y sus sinfonías para el final del mundo, no es necesario que necesites que te cuenten algo explícitamente. Billy Corgan dijo una vez que la grandeza de la música está en que cada uno puede interpretar en ella lo que quiere, y el post rock de Mogwai así lo atestigua. You Don’t Know Jesús duele. Sabe a ruptura, a resentimiento; a final de historia. Son versos invisibles que van y vienen a través de densas capas de elegante rock instrumental.

3. Like Herod (Young Team)

¿Por qué?: Es una canción perversa. Se comporta como una asesina silenciosa, permanece en la sombra sin que le prestes atención, para aparecer de repente y apuntarte a la cabeza, afilando las guitarras hasta límites insospechados. Like Herod es un grito doloroso que te atraviesa la cabeza sin mediar palabra. Mogwai pueden ponerse muy emotivos y crear una gruesa capa sonora cuando les apetece, como todos, pero cuando les da la gana y se ponen agresivos, marcan la diferencia con otros compañeros de género gracias a piezas tan cortantes como esta.

2. Killing All The Flies (Happy Songs For Happy People)


¿Por qué?: Happy Songs For Happy People es un disco único en la discografía de Mogwai, un trabajo mucho más orgánico y melancólico que el resto de álbumes; sobrecargado emocionalmente. Apropiado para escuchar en el otoño. Dentro de este trabajo encontramos varias joyas, entre ellas Killing All The Flies, una canción épica y desgarradora, con una progresión que incluye un angustioso vocoder que te sumerge en su dramático océano sonoro. Desemboca en una preciosa explosión para despedir el mundo, con un bajo melódico que le inyecta profundidad.

1. Mogwai Fear Satan (Young Team)

¿Por qué?: Mogwai Fear Satan es una composición perfecta, es Mogwai mirando a la cara del demonio; es LA canción de Mogwai. A pesar de que sea del debut, han compuesto muy buenas canciones después, clásicos del post rock, pero ninguna llega a la magnificencia de esta. No sólo son los tintes grandilocuentes de la canción, es la narrativa que evoca solamente con el título y con la estructura del tema.

Hablando en términos de post rock, presenta la típica arquitectura sonora de ruido-calma-ruido, el clásico golpe que te noquea después de la tranquilidad. El caso es que antes de este, Mogwai dejan la canción bajo mínimos, casi en coma, para después arremeterte con toda la violencia que pueden. Y por supuesto, no sólo hay que tener en cuenta la espectacularidad del subidón, sino la consistencia con la que aumenta la canción poco a poco, en armonía (incluso la batería) y con un aumento sostenido. Después de la explosión viene la calma tras el fragor de la batalla, con esa preciosa y a la vez épica sección de viento, que va muriendo poco a poco mientras escuchas los últimos gruñidos de las guitarras. Una canción sobrenatural.

Discografía de Mogwai en Hipersónica

  • Mogwai – Hardcore Will Never Die, But You Will: los últimos reyes de Escocia
  • Mogwai – Earth Division: los fans de Sigur Ros os saluda
  • Mogwai – Special Moves: el ruido eterno capturado en un “me gusta” de Facebook
  • Mogwai – The Hawk Is Howling
  • Mogwai – Les Revenants EP: ajuste de cuentas con el pasado zombie que no tuvieron
  • Deja un comentario

    Ordenar por:

    17 comentarios