Sigue a

Animal Collective

Animal Collective: odio de muchos y amor de otros tantos. El arma arrojadiza ideal para quienes enarbolan la bandera del “la gente dice que le gustan para quedar bien” o incluso del pensamiento único. Justo a ellos, tan ajenos a todo, tan arties y a la vez tan básicos. Mientras Mohorte decide qué hacer con Centipede HZ, éste es mi top de canciones de un grupo que, por desgracia o por suerte, se ha convertido en algo que polariza opiniones. Relax.

15. My Girls

De Merriweather Post Pavillion (2009). Tengo que reconocer que le tengo una manía inmensa a MWPP, el disco que encumbra a Animal Collective como imprescindibles del nuevo siglo, del poderoso indie opresor. A medida que se acercan a su lado más pop, a medida que siguen rebotando de ese salto hacia lo ligero que dieron en Strawberry Jam, más se alejan de mí. Pero para esta lista pedí ayuda a varios de los editores de Hipersónica y Mohorte me convenció de que había que meter ‘My Girls’.

¿Cómo? Así:

My Girls es la marcianada máxima. El sonido de un router elevado a melodía pop.

14. Leaf House

De Sung Tongs (2004). El disco con el que les oí por primera vez es también uno de mis favoritos y se abría por todo lo alto. Mucha gente piensa que Animal Collective son un grupo complicado, enrevesado hasta la nausea. Pero ‘Leaf House’ no lo es para nada.

De hecho, por aquel entonces pensaba en ellos como la versión folk y alejada del noise de los Flaming Lips de principios de los 90: gente siempre al borde de hacer el ridículo y de pasarse de frenada, pero también con el punto de mira tan bien fijado que enganchan. Leaf House es el crescendo vocal de ‘Surf’s Up’ (el de “Columnated ruins domino”) tocado en el porche de atrás de una comuna indie.

13. Peacebone

De Strawberry Jam (2007). La canción que Animal Collective han cantado de manera más divertida, y también la que abre paso a lo que vemos después en Merryweather Post Pavillion y ahora en Centipede HZ. Una inyección de adrenalina para resucitarse a sí mismos del caos no siempre controlado de Feels.

Cinco minutos de ruido electrónico saltarín, arreglos de ciña y gritos. Algo así como Animal Collective cantando el Shiny Happy People de R.E.M. puestos hasta las patas del gas del Joker. Y, por tanto, poco antes de morir.

12. The Purple Bottle

De Feels (2009). No voy a engañados: mi disco favorito de Animal Collective es Feels. Creo que ahí es donde tocan su techo y, desde entonces, se dedican a dar vueltas a ideas que ya tuvieron y a tratar de abrirlas hacia otras pruebas. Considero también que precisamente son hoy en día, cuando más se les escucha, cuando son más abiertamente experimentales, y también cuando las tonterías y los excesos se ven más a menudo.

The Purple Bottle‘ demuestra la importancia del ritmo y cómo poco a poco van a quedarse enganchados en la misma estructura de canción. También creo que es el momento en que mejor se definen como los duendecillos locos y en ácido que todo el mundo presupone que son.

11. Panic

De Here Comes The Indian (2003). Para su cuarto disco largo, Animal Collective hicieron la mezcla más espesa de su carrera. Decididos por primera vez a comportarse como un grupo, se reunieron y durante tres días grabaron el disco.

Y les ocurrió lo que a Liars cuando decidieron descomponerse y nacer como algo totalmente distinto: que, a ratos, parece un disco de miedo. ‘Panic’ hace honor a su título en casi cinco minutos de lamentos tribales sin estructura y, sin embargo, bastante adictivos.

10. Today’s Supernatural

De Centipede Hz (2012). El primer single del último disco de Animal Collective, la primera canción para presentar el difícil enésimo disco haciendo lo que les place; eso es ‘Today’s Supernatural‘, para la que el grupo no tiene problema en sonar más rockeros (rockistas, incluso) que nunca.

Un retorno a la actualidad con una manera que, en realidad, no les devuelve a nada que hayan hecho antes. Y la enésima oportunidad para cabrear al siempre risible Julián Ruiz.

9. Chores

De Strawberry Jam (2007). Junto a la de considerarles enrevesados que citábamos antes, hay otra opinión común respecto a Animal Collective: que no tienen nada a donde agarrarse, que sus canciones lo ponen muy difícil. Yo lo veo al contrario: hay veces que tienen tantos ganchos que no sabes a cual cogerte.

Para mí, ‘Chores’ es una de las canciones que mejor lo ejemplifica: desde ese “If I” repetidísimo, hay mucho de canción de verbena, de subidón borracho y agarrado a gente que no condes, en ella. Lo que pasa es que en las verbenas metes esto y quizás la gente te hace un ‘Scanners‘. Pero, oye, que se puede aguantar hasta la bajada final. Poned otro cachi, anda.

8. Hey Light

De Here Comes The Indian (2003). Los Animal Collective más burros también se han dejado ver por sus discos. En ‘Hey Light’ aparecen frenéticos, cada uno por su lado, y se pasan toda la canción intentando encontrarse por el camino. Cuando lo hacen, resulta que no dan miedo, sino que engancha. Lo que pasa es que rápidamente vuelve a irse cada uno por su sitio.

‘Hey Light’ son Animal Collective jugando a las sillas musicales, pero con instrumentos en el estudio en vez de con sillas. Gloriosa ida de pinza.

7. Water Curses

De Water Curses EP (2008). Agua, agua por todas partes. Y burbujas, barcos que crujen, aparejos que hacen ruido, gaviotas… Animal Collective pueden ser muy cerebrales, muy lejanos, muy robóticos o muy orgánicos.

En ‘Water Curses‘ son lo último y, ojo, esta vez son capaces de cantar con dulzura. Quizás lo más Person Pitch de la discografía de Animal Collective.

6. Who could win a rabbit?

De Sung Tongs (2004). De nuevo vuelta al folk. Y de nuevo demostrando que en Sung Tongs hay más sencillez y más capacidad de enganche que en gran parte de los supuestos temas pop del grupo.

Es casi su melodía más antifolk (¿recordáis cuando se puso de moda?), lo cual en mi mente engancha sus “Do do-do-do-do do-do-do-do-do-do-do-do-do-do-do-do-do” con los Moldy Peaches. Y los Moldy Peaches son AMOR, así que Animal Collective también tienen que serlo aquí

5. Graze

De Fall Be Kind (2009). ¿Cómo es una balada en manos de Animal Collective? ¿Tiene sentido preguntarse algo así? ¿A qué cantan unos tipos como ellos cuando se les bajan las pulsaciones?

‘Graze’, la canción de Jason Pierce descartaría de sus discos actuales por no tener pies ni cabeza pese a ser rotundamente suya, desvela esas y otras preguntas. El juguetón tramo final es toda una maravilla.

4. Brothersport

De Merriweather Post Pavillion (2009). En Retroalimentación, hace dos años, el ourensano Emilio Jose decía esto:

“La gente tiene la noción de que “Merriweather Post Pavilion” es un disco, pero eso es falso. Es un single en el que la cara a es “My Girls” y la b es “BrotherSport”. El resto de las canciones… yo no sé que existen. Si alguien las escuchó que me lo diga por favor.”

Y aquí coincido con él en que:

a) MPP es un disco hinchadísimo de tics chungos y canciones que no son tal.
b) ‘BrotherSport’ es un single fa-bu-lo-so ideal para petar pistas de baile.

3. What Would I Want? Sky!

De Fall Be Kind (2009). Los dos mejores discursos aleccionadores de la historia del pop moderno los tienen Primal Scream, y ninguno es suyo. Uno es corto y simple, un tuit antes de Twitter: “Destroy, Kill All Hippies”. El otro es más elaborado: aparece sampleado en el comienzo de ‘Loaded‘, para que no se te olvide jamás:

Just what is it that you want to do?

We wanna get loaded and have a good time.

We wanna have a party (Yeah!)

That’s what we wanna do

¿Y qué tiene que ver esto aquí? No mucho, pero es que voy a seguir a Natxo Sobrado en la boutade: ‘What Would I Want? Sky!‘ es Animal Collective dándose cuenta, en un momento determinado, de que podrían ser británicos. De que podrían ser Brit-pop.

2. Fireworks

De Strawberry Jam (2007). Y, por fin, descubrimos que Animal Collective tienen su corazoncito. Que de vez en cuando les pueden salir canciones profundamente emocionales y emocionantes, que te pegaran a la piel y pondrán la banda sonora de algún momento épico de tu vida.

Fireworks‘ es una canción de amor. O si no lo es, lo parece mucho.

1. Did You See The Words / Grass

De Feels (2009). El díptico que abre Feels es la cumbre del grupo. ‘Did You See the Words’ es una canción alucinante, un crescendo que aúna psicodelia, freak folk y emoción. Un tema para recordar que una vez David Baker estaba muy loco y hacía discos y nos parecía lo mejor (porque lo era).

Y todo eso desemboca en ‘Grass‘, quizás la canción con más energía de todos los discos del grupo, con un ritmo arrollador y los gritos del estribillo, tan suyo:

Más en Hipersónica | Animal Collective – Centipede Hz | Animal Collective – ‘Today’s Supernatural’: estrenando Centipede Hz de forma “sobrenatural” en su propio programa de radio | Animal Collective, vídeo de ‘Today’s Supernatural’: el Capitán Mosca contra Sam Raimi

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

27 comentarios