Sigue a Hipersónica

QOTSA - Songs for the Deaf

Con su debut homónimo, Queens of the Stone Age pegaron un importante petardazo en la escena rockera. Lejos de conformarse con eso, dieron un enorme paso adelante con Rated R y dieron un petardazo aun mayor. Pero Josh Homme sigue sin conformarse. Su culo inquieto siempre quiere más y más. Y siempre avanzando en la dirección que él mismo se marca, la cual le lleva a alejarse de la que fue su banda primaria, Kyuss.

¿Que pondrán en la radio?

Para lanzar Songs For The Deaf no había más objetivos en su cabeza que continuar por esa senda que tantos éxitos les estaba reportando. La gran ambición de Homme le llevó a hacer de este disco un trabajo conceptual, haciendo que su escucha fuera como una travesía desde Los Angeles a Joshua Tree con una radio encendida que pilla las emisoras que encuentra. Un desertico viaje en todos los sentidos.

No es nada nueva la asociación entre el Stoner Rock con Rock desértico, las guitarras llenas de arena y Josh Homme como el Rey del océano arenoso. Pero no quita la necesidad de emplear esos términos al hablar de este disco, aunque, a medida que ha pasado el tiempo, la vinculación de Queens of The Stone Age con el Stoner ha disminuido progresivamente en la misma proporción que aumentó su vinculación con el Rock alternativo.

Los miembros que componían la banda durante la grabación de este disco es, probablemente, la formación más potente y más exitosa de su trayectoria. A Homme, encargado de las guitarras y de las voces, se suman Nick Oliveri al bajo (y voz en muchos de los cortes del álbum), Dave Grohl, afamado batería de Nirvana y líder de los Foo Fighters, y Mark Lanegan como vocalista adicional. Un equipo de Champions League, por lo menos.

La presencia de Lanegan ha sido habitual en todos los discos de QOTSA, con la única excepción de su debut, pero en Songs For The Deaf aparece como miembro del grupo, a diferencia del resto de discos en los que aparece como invitado. Grohl ocuparía la batería durante parte de la gira de Rated R y actúa como miembro oficial tras un disco sin un batería estable, aunque sin aportar nada en la composición de los temas.

Este será el último disco de Nick Oliveri en el grupo y dando final al tandem compositivo que formaba junto a Homme y que tan buenos resultados ha cosechado. Esa relación de simbiosis se aprecia con el primer trallazo del disco, ‘You Think I Ain’t Worth a Dollar…‘, donde Homme despliega uno de esos riffacos marca de la casa y Oliveri se desgañita cantando el tema. Esto es abrir un puto disco a lo grande y lo demás son tonterías.

El último trayecto de Homme y Oliveri

Así comienza este desértico viaje que continua con uno de los temas más famosos del grupo, ‘No One Knows‘, y con varias razones de peso. Para empezar, su adictivo ritmo, la guitarra gimiendo de forma sucia, el buen feeling y Dave Grohl aporreando violentamente su batería. En ‘First It Giveth‘ se aprecian los primeros síntomas que hacían que la fórmula de QOTSA fuera alejándose más de los cánones Stoner marcados por Kyuss. Además de ser otro gran tema donde los haya.

Pero la suciedad vuelve con ganas al mismo tiempo que Mark Lanegan comienza a imponerse adueñándose del micrófono en ‘A Song For The Dead‘. El crooner hace una aportación más que notable para aportar un plus a uno de los temas más duros y áridos del disco. Así se completa un inicio a todo trapo para luego levantar un poco el pie del acelerador con ‘The Sky Is Fallin’‘ donde se impone su faceta más lisérgica sin obviar la rudeza anterior.

Si quieres algo parecido a un hibrido entre los dos temas mencionados en el párrafo anterior, el mejor ejemplo se encuentra en ‘Hangin’ Tree‘, donde Lanegan es más él que nunca y hace que Homme y el resto sean más una banda de acompañamiento que otra cosa. Pero eso se disipa una vez se despliega la fuerte marea de guitarras de ‘Go With The Flow‘, el cual no negaré que es uno de mis temas favoritos, al igual que pasa con mucha gente. Pero la prueba está ahí, en ese solo de Homme para iniciar, ese simbolismo sexual de sus letras, la explosión en el estribillo y la culminación del final. Uno de los puntos álgidos de este trabajo sin más discusión.

Hablemos también de la sexualidad implícita de Homme, de esas guitarras que parecen llenas de arena y de semen que parecen gritar “SEX” (‘Do It Again’) una y otra vez. Esa aura de sexualidad que rodea al guitarrista y que no se esfuerza en esconder, desde la música hasta la censurada portada en vinilo del álbum. Y también debemos destacar el gran equipo que sabe hacer con Oliveri, porque el bajista sabe como sacar lo mejor de él y evita que se pierda de rumbo en una de sus pajas mentales.

Hipersonica vota un 9Para acabar, y volviendo con el contenido del disco, atención a ‘Another Love Song‘, que parece como si Black Sabbath se dedicaran a hacer rancheras. Y también a esos momentos fineles de ‘A Song For The Deaf‘ donde el grupo reinterpreta ‘Feel Good Hit of the Summer’ de su aclamado predecesor Rated R. Y con esto se cierra la transmisión radiofónica de la radio QOTSA. Un placer haberte acompañado durante esta travesía por el desierto y esperamos que repitamos pronto la experiencia. Un saludo de su presentador y maestro de ceremonias, Joshua Homme.

Tracklist de Songs For The Deaf

  1. You Think I Ain’t Worth a Dollar, But I Feel Like a Millionaire
  2. No One Knows
  3. First It Giveth
  4. A Song for the Dead
  5. The Sky Is Fallin’
  6. Six Shooter
  7. Hangin’ Tree
  8. Go with the Flow
  9. Gonna Leave You
  10. Do It Again
  11. God Is in the Radio
  12. Another Love Song
  13. A Song for the Deaf
  14. Mosquito Song

Sitio Oficial | Queens of the Stone Age

Especial de Queens of the Stone Age en Hipersónica

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios