Síguenos

Lee Dorman

2012 es un año que se nos va con un montón de bajas en el panorama musical estatal e internacional: Benjamín Escoriza, Ravi Shankar, Dave Brubeck, Tony Sly, Adam Yauch, Etta James o Robin Gibb. Y en las últimas horas recibilos la noticia de la muerte de Lee Dorman, que fue bajista de Iron Butterfly y fundador con su compañero Larry ‘Rhino’ Reinhardt de Captain Beyond.

Lee Dorman entró en la banda de San Diego (California) en 1967, poco después de la edición de su debut Heavy y justo a tiempo para grabar In-A-Gadda-Da-Vida (Atco, 1968), un álbum que vendió treinta millones de copias en todo el mundo y que, a la postre, les proporcionó su único ‘one hit wonder’, un corte de diecisiete minutos que ocupaba la cara B del álbum.

Dorman, que fue encontrado en su coche en su casa de Laguna Nigel, al suroeste de California, y tenía setenta años, parece que sufrió un fulminante ataque al corazón provocado por una de las periódicas crisis cardíacas que tenía.

Al bajista le recordamos como homenaje con los dos mejores discos de su carrera:

Iron Butterfly – In-A-Gadda-Da-Vida (Atco, 1973)

Vídeo | YouTube

Iron Butterfly era una banda peculiar. A pesar de estar etiquetada como psicodélica, el grupo que formaban Doug Ingle, Dorman, Ron Bushy y Erik Brann eran mucho más que eso: soul, pop e incluso un incipiente hard rock.

Ahí estaba el tema ‘In-A-Gadda-Da-Vida’, un extraño título que sustituyó al original de ‘In The Garden of Eden’ supuestamente porque el cantante y teclista, Doug Ingle, en estado de embriaguez le dio mal el título Bushy, que fue el encargado de transcribirlo en el listado de temas a grabar en el estudio con el productor Jim Hilton.

La melodía de esta canción trazado por un infeccioso órgano casa de iglesia y drone , acompañado por una batería muy pesada, la guitarra y el bajo con mucho fuzz, se convirtió en todo un hit gracias a que su single, reducido su tiempo a menos de tres minutos, llegó al top 30 en el Billboard Hot 100. También provocó que a finales de 1970 se hubieran despachado nada más ni menos que tres millones de copias del elepé y llegará al top 4, también en Billboard.

Aunque lo que merece la pena escuchar es de principio a fin este tema, totalmente psych, enigmático y emblema de aquella generación adicta al ácido y los psicotrópicos. De hecho, la preciosa portada original del álbum es totalmente psicodélica.

Captain Beyond – Captain Beyond (Capricorn, 1972)

Vídeo | YouTube

El debut de Captain Beyond es un disco a reivindicar por los gourmets del rock duro de principios de los setenta. Tras la desbandada de Iron Butterfly a finales de mayo de 1971, Lee Dorman y el guitarrista Larry Reinhardt, que se incorporó para grabar Metamorphosis, formaron junto a Rod Evans, ex Deep Purple, y el batería Bobby Caldwell.

La portada de Captain Beyond es una maravilla psych, que en su edición en Estados Unidos fue impresa con una técnica lenticular que daba la impresión de lo que conocemos como 3D. Y el contenido es una dosis más que correcta de hard rock que cuarenta años después apetece desempolvar.

Dedicado a la memoria del recién fallecido Duane Allmann, de Allmann Brothers Band, contiene un puñado de trallazos perfectamente reivindicables. Rock musculoso, rock machote, en el que la impronta ácida de la anterior banda de sus miembros prácticamente había desaparecido.

Evans hace un trabajo muy interesante en las voces y Reinhardt se doctoró con honoris causa como guitarrista de prestigio. Lee Dorman era el aglutinador de una banda que tuvo un hit menor, ‘Suficiently Breathless’, que daba título a su segundo álbum. Ahí Captain Beyond dió un giro conceptual a su propuesta hacia la fusión y acabó provocando su cisma.

Descanse en paz Lee Dorman.

Vía | Rolling Stone
Fotografía | Gipsy58 en Flickr

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios