Sigue a Hipersónica

littlebrokenheartsCritica

Parece que fue ayer, pero ha pasado ya una década desde que la hija de Ravi Shankar, o sea, Norah Jones (Shankar) se colara en el corazón de medio mundo con su Come Away With Me, y popularizara su jazz suave, haciendo accesible a todos los públicos un género que no todo el mundo comprende o quiere comprender.

Tras ella llegaron otras, como Diana Krall, Rumer o Melody Gardot, centradas también en el jazz, aunque lo suyo también ha servido para abrir la puerta a ese revival de diferentes estilos que han protagonizado otras tantas solistas femeninas que se disputan hoy día los primeros puestos en las listas de ventas.

En esos diez años, Norah Jones nos ha ofrecido primero cuatro álbumes que han seguido básicamente las mismas líneas, bordeando el soul y el folk, y adentrándose de lleno en el jazz más asequible, dando además, las pinceladas justas de pop mainstream, que es lo que realmente la ha colocado donde se encuentra hoy día. Ahora toca ver donde la deja el giro, no diremos que radical, pero si atrevido, que ha dado a su música en Little Broken Hearts, al unir su talento creativo al de Brian Burton, más conocido como Danger Mouse.

Little Broken Hearts = 25% de Rome x 4

Si aún no habéis escuchado Little Broken Hearts, podéis haceros una idea bastante aproximada de lo que encontraréis en este quinto trabajo de la Jones escuchando los tres temas en los que intervenía en Rome, la “banda sonora sin imágenes” con la que Danger Mouse nos deleitaba el pasado año. Éste es un disco que continúa las líneas marcadas por aquel, entre otras cosas, porque finalmente, Burton ha tenido una mayor implicación en el proyecto de la pensada en un principio, y ha tocado varios instrumentos en muchos de los cortes del álbum.

De entrada, a los que siguen a la artista por su música de siempre, les sorprenderá que en esta ocasión se sacuda el sambenito de ser llamada Snorah Jones ofreciéndonos un álbum mucho más animado de lo habitual en ella. No en vano, como deja claro desde el título del disco, este es un álbum que habla de una ruptura, pero está enfocado desde el punto de vista más optimista posible, más como un nuevo comienzo que como un final, y ello se refleja en las canciones que lo componen y, sobre todo en sus letras, aunque la ayuda que llega de la producción de Burton es inestimable en ese aspecto.

Nuevo comienzo que, en cierta forma también es este disco, Little Broken Hearts supone romper con los anteriores para entrar en sonidos nuevos, como ese neosoul tan característico de Danger Mouse, reconocible desde el primer tema hasta el último, aunque en este caso, las personalidades musicales de ambos implicados, la voz de la una y la música del otro, se compenetran y complementan en una perfecta comunión como sólo podíamos imaginar gracias al aperitivo ofrecido en Rome.

Un giro musical para dejar satisfecho a todo el mundo

En total tenemos 12 cortes para este Little Broken Hearts, en los que aunque domina el medio tiempo, encontramos prácticamente todos los registros y estados de ánimo posibles para la Jones, desde la melancolía con toques de tristeza, con celos de por medio en ‘She’s 22’, pasando por la grandeza y calidez de la “vengativa” ‘Miriam’, hasta la alegría de las pegadizas ‘Out On The Road’ y el single ‘Happy Pills’, que nos dejan la sensación de que no todas las rupturas deben ser traumáticas.

Si bien hay momentos tranquilos como los mencionados, y otros como ‘Travellin’ On‘, que devuelven algo (no mucho) del sabor jazzy de los anteriores álbumes, será Rome el disco que volverá a ser invocado en vuestras mentes con más frecuencia, como en ‘After The Fall’ o ‘All A Dream’, aunque momentos ligeramente impregnados de rock y blues, como en el tema que da título a este trabajo, ‘Little Broken Hearts’ os harán olvidar momentos ya vividos escuchando a la Jones, que no a Brian Burton, claro.

En términos generales, la música y el estilo luminoso de este álbum no tienen mucho que ver con la de los anteriores, aunque lo que queda de aquellos sigue siendo sobre todo la calidez de la voz de Norah Jones, que tras diez años desde que nos fuera presentada, sigue tan personal, sugerente e inconfundible como siempre, aunque con esta apertura hacia nuevos estilos es más que posible que consiga ganarse un hueco en los reproductores de aficionados a solistas femeninas más minoritarias y de los consumidores compulsivos de mainstream más radiable que aún no se habían atrevido con su musica.

Norah Jones – Travelin’ On by norahjonesofficial

Danger Mouse, el genio en la sombra

Son tantos los que prometen reinventar su sonido y terminan dándonos más de lo mismo que, cuando otros, sin prometer nada, simplemente hacen su trabajo y, por azares del destino o por tener las ideas más claras de lo habitual, consiguen lo inesperado, la grata sorpresa nos llega llovida del cielo, como agua de mayo, dando un doble valor al trabajo que nos ponen sobre la mesa (U2, deberían tomar buena nota de la oportunidad que dejaron escapar con Burton). Sin duda, es así como queremos esos cacareados giros de estilo, aunque mejor si ni siquiera nos los cacacaréan, como es el caso.

Hipersónica vota un 7,5

Muchas cosas han cambiado en la industria discográfica y el mundo de la música desde que en 2002 se publicara aquel Come Away With Me, y difícil se antoja la tarea de volver a vender más de 20 millones de copias, no de este Little Broken Hearts, sino de cualquier disco que venga después, pero si atendemos tan sólo a méritos propios, éste es un álbum que cumple con todos los requisitos para repetir la hazaña, e incluso en algunos aspectos, como el de tener algún gancho más comercial, lo supera, así que, habrá que desearle lo mejor a Norah Jones en esta nueva aventura, y, por supuesto, rogarle que vuelva a pensar en Danger Mouse para próximos trabajos, porque, realmente, la cosa funciona.

Little Broken Hearts, tracklist:


littlebrokenhearts250
01. Good Morning
02. Say Goodbye
03. Little Broken Hearts
04. She’s 22
05. Take It Back
06. After The Fall
07. 4 Broken Hearts
08. Travelin’ On
09. Out On The Road
10. Happy Pills
11. Miriam
12. All A Dream

En Hipersónica | Norah Jones nos devuelve a territorio explorado con ‘Travellin’ On’, otro adelanto de Little Broken Hearts | Norah Jones, otra que se apunta a la producción de Danger Mouse para su próximo álbum: Little Broken Hearts | Norah Jones está de vuelta: se viene arriba con sus ‘Happy pills’

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios