Sigue a Hipersónica

Adele

La 54 edición de los premios Grammy tuvo lugar anoche, y a pesar de separarla apenas unas horas tras la inesperada muerte de Whitney Houston, la maquinaria se puso en marcha para poder rendirle homenaje. Esto, unido al triunfo de Adele, a la que le faltaban manos para sujetar sus seis estatuillas, hizo que la noche estuviera en gran parte dedicada a las grandes mujeres de la música.

El contrapunto viril lo puso Foo Fighters, que tuvo que hacer sitio en la estantería para colocar los cinco gramófonos que se llevaron debajo del brazo, y que los alzaron como los grandes ganadores del panorama rock de la gala.

Adele, preparada para quedarse

Adele y sus seis premios demuestran una vez más que 21 ha sido uno de los discos de 2011 y su autora todavía tiene mucho que decir. La gala de los Grammy iba a ser la primera aparición tras su aparatosa cirugía, que la ha tenido privada de hablar y mucho más de cantar, así que la británica no pudo verse mejor acogida y arropada que con el beneplácito de toda la industria discográfica tras ella.

Vídeo | Youtube

Adele pudo muy bien limitarse a recoger con una carretilla la ristra de premios que tenían preparada para ella, pero decidió darles un gustazo a sus fans y actuar en directo para demostrar que estaba totalmente recuperada. No sólo eso, basta con ver su actuación para ver que ella misma se va sintiendo cada vez más cómoda y que las molestias parecen haber quedado atrás de una vez por todas.

Un recuerdo para las que ya no están aquí

Vídeo | Youtube

Jennifer Hudson tuvo uno de los momentos más complicados y emocionantes de la noche, haciendo su particular versión de ‘I Will Always Love You‘, una elección muy comprensible pero, por otro lado, difícil por lo arraigada que está en todos la que interpretó Houston. Sin embargo, Hudson logró sacar adelante la papeleta con mucha entereza, haciendo recordar a todo el mundo lo que va a costar encontrar una voz como la que ha desaparecido.

Casi todos los ganadores tuvieron palabras de condolencia para con la gran diva de los noventa, desde Rihanna hasta LL Cool J, pasando por Alicia Keys o Stevie Wonder. Estaba claro que, ganara quien ganara, el protagonismo no se lo iba a quitar nadie.

Sin embargo, una diva aún mayor se cuenta entre las que ya no están entre nosotros. La grandísima Etta James se vio quizá eclipsada por lo repentino de la muerte de Houston, pero Alicia Keys y Bonnie Raitt hicieron una versión muy elegante de la magnífica ‘A Sunday Kind Of Love‘.

Vídeo | Youtube

No, no es Tina Turner

Vídeo | Daily Motion

A pesar de que su nuevo look recuerda sin remedio al que lleva luciendo los últimos 30 años Tina Turner, la que tenéis sobre estas líneas es Rihanna. La barbadense solamente rozó dos Grammys, otorgados por colaboraciones para un tercer artista, así que no puede decirse que la noche le saliera redonda. Ahora bien, puso el punto de espectáculo que toda gala necesita, y más aún una marcada como ésta por el lado más triste de la música.

Su interpretación de ‘We Found Love‘ engancha con la participación que tiene con Coldplay en ‘Princess of China‘, que ni es uno de los mejores cortes de la banda de Martin, por no hablar de la letra. Pero en esos jardines ya nos hemos metido tantas veces, que éste no es ni lugar ni momento. Sólo diré que el posterior empalme – cochinos – con ‘Paradise‘ tuvo tela.

Foo Fighters, como Dios manda

Foo Fighters eligieron tocar enfrente de sus fans y no en el recinto tradicional como el resto de las actuaciones, lo cual hizo las delicias de todos los que tuvieron la ocasión de disfrutar de ‘Walk‘, uno de los temas que les valió el Grammy a Mejor Actuación Rock. Justificado no, lo siguiente.

Vídeo | Youtube

El segundo tema que interpretaron fue ‘Rope‘, uno de los mejores cortes de su último disco, Wasting Light, que por aquí nos ha puesto bastante palotes. Y es que aunque sólo sea por lo enorme que es el estribillo de este tema, ya merece la pena meterle mano al álbum si todavía andáis reticentes.

Vídeo | Youtube

Kanye West, pasando el cazo dos veces

Kanye West se llevó a casa premios tanto por Watch The Throne como por el fantástico My Beautiful Dark Twisted Fantasy. ‘Otis‘ fue único reconocimiento que se llevó su disco colaborativo con Jay-Z, que aspiraba como álbum a dos categorías a mayores. Sin embargo, Kanye se desbancó a sí mismo y se llevó la de Mejor Disco de Rap, dejando a dos velas al papá reciente.

Vídeo | Youtube

Con las manos vacías…

Con Adele a la cabeza de la lista de ganadores, hubo otros que pudieron catar las migas que dejó la británica de lado, como Taylor Swift, que en directo sigue siendo tremendamente efectiva. Dos fueron las estatuillas que se fueron a casa con ella, y la verdad es que me parecen sinceramente merecidas.

Vídeo | Youtube

Otras no tuvieron tanta suerte, como Katy Perry, que personalmente no termino de entender ni cómo estaba siquiera nominada a dos categorías diferentes, una de ellas la de Disco del Año. Menos mal que alguien ha debido darle un toque para que mejore sus actuaciones en directo. Que tampoco son la panacea ahora, para qué os voy a engañar.

Vídeo | Youtube

Lista de ganadores

Aquí os dejo a los ganadores de las categorías principales:

Mejor disco del año: 21 – Adele.
Mejor grabación del año: ‘Rolling in the Deep’ – Adele.
Mejor canción del año: ‘Rolling in the Deep’ – Adele.
Mejor artista emergente: Bon Iver.
Mejor interpretación pop solista: ‘Someone Like You’ – Adele.
Mejor disco pop: 21 – Adele.
Mejor interpretación pop a dúo: ‘Body and Soul’ – Tony Bennett & Amy Winehouse.
Mejor canción rock: ‘Walk’ – Foo Fighters.
Mejor disco rock: Wasting Light – Foo Fighters.
Mejor interpretación rock: ‘Walk’ – Foo Fighters.
Mejor canción de R&B: ‘Fool For You’ – Cee Lo Green.
Mejor disco R&B: F.A.M.E. – Chris Brown.
Mejor interpretación rap: ‘Otis’ – Jay-Z & Kanye West.
Mejor canción rap: ‘All of the Lights’ – Kanye West.
Mejor disco rap: My Beautiful Dark Twisted Fantasy – Kanye West.
Mejor interpretación country solista: ‘Mean’ – Taylor Swift.
Mejor interpretación country en grupo: ‘Barton Hollow’ – The Civil Wars.
Mejor disco country: Own The Night – Lady Antebellum.
Mejor disco latino de pop, rock o música urbana: Drama y luz – Maná.
Mejor grabación dance: ‘Scary Monsters and Nice Sprites’ – Skrillex.
Mejor disco dance/electrónica: Scary Monsters and Nice Sprites – Skrillex.
Mejor disco alternativo: Bon Iver – Bon Iver.
Mejor productor del año: Paul Epworth.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

25 comentarios