Sigue a Hipersónica

rem.jpg

Como un jarro de agua fría. Así debe haber caído la noticia de la separación de R.E.M. sobre los millones de fans de la banda de Michael Stipe esta misma tarde. Y es que, cuando las cosas son así de inesperadas y repentinas, quizás duelan algo menos, pero igualmente, cuesta creerselas.

Han sido 3 décadas (se dice pronto) y 15 álbumes, (que también se dice pronto) en los que R.E.M. han aguantado el paso del tiempo más que dignamente, entregando álbum tras álbum, con algún altibajo pero con obras de las que siempre se podía extraer algún destello, algún momento de brillantez.

Y por supuesto, para la posteridad quedan álbumes míticos, como Out Of Time o Automatic For The People.

Los motivos no han transcendido, o al menos los que todos esperaríamos que pudiera haber tras la ruptura de un trío bien avenido hasta el momento. Simplemente dicen que les ha llegado el momento y poco más, aunque cada uno lo dice a su manera:

Michael Stipe, por ejemplo, además de aclarar que no ha sido una decisión fácil y dar las gracias a todo el mundo, tira de frases hechas, diciendo que

un hombre sabio dijo una vez que saber ir a una fiesta es saber cuándo retirarse

Mike Mills por su parte, afirmaba:

Siempre hemos sido una banda, en el verdadero sentido de la palabra. Hermanos que realmente se quieren y se respetan. Nos sentimos pioneros en esto. No hay discordia aquí, ni peleas ni acuerdos entre abogados. Hemos tomado esta decisión juntos, amigablemente y con los intereses de los otros en el corazón. Parece el momento perfecto

Y parte de las palabras de Peter Buck eran:

Una de las mejores cosas de siempre de estar en R.E.M. fue el hecho de que los discos y las canciones que escribimos significaron tanto para nuestros fans como para nosotros. Fue y aún es importante fue ser tratados tan bien por vosotros. Ser parte de vuestras vidas ha sido un increíble regalo. Gracias

Mientras salen a la luz los verdaderos motivos, si es que algún día salen, aunque es más que posible que tengan que ver con la rebeldía que R.E.M. siempre han mostrado contra la industria y su forma de actuar, al menos nos queda el consuelo (si es que a alguien le consuela algo así) de saber que tienen listo un recopilatorio.

Según dicen, ellos mismos han estado trabajando en él, así que no es exactamente ese tipo de subproducto que suelen entregar los sellos discográficos. Si lo han trabajado ellos mismos, al menos sabemos que estaremos ante los que el trío considera hitos más importantes de su carrera, y no los temas que la disquera cree que tiene que incluir para vender unas cuantas copias más.

Por lo demás, está bien que una banda se separe antes de mostrarnos uno de esos finales agónicos en los que sólo ellos parecen no darse cuenta de que están acabados. Es una salida bastante digna, aunque Michel Stipe se haya empeñado últimamente en mostrarse de forma algo menos digna.

Pero si hablamos de dignidad, sólo cabe pedirles que no vuelven con un mal disco cuando la pasta se les acabe. Maniobras de esas ya hemos visto unas cuantas, y es preferible morir dignamente y dejar un bonito cadáver que resucitar más veces que un gato convertido en un feo zombie (o infectado).

Vía y más detalles| R.E.M. HQ
En Hipersónica | Collapse into Now, el nuevo disco de R.E.M., al completo en streaming (actualizado)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios