Sigue a

El fulgor

Nueve planos, nueve secuencias que siguen el proceso creativo de la canción homónima de de Nacho Vegas

Eso es lo que se nos dice en la sinopsis de la edición de El fulgor, por fin editada en DVD una década después de su rodaje y estreno. Diez años en los que Nacho Vegas ha seguido una trayectoria de ser un cantautor debutante a una absoluta estrella del indie estatal.

Vídeo | YouTube

Al lado del ex guitarrista de Manta Ray y Eliminator Jr estaba Ramón Lluís Bande, un realizador con un solo objetivo retratar en primer plano a Nacho Vegas en su quehacer creativo. Una cámara fija, un primer plano en férreo marcaje al artista y la composición de una canción que a la postre quedaría inédita; bueno, inédita en su toma en estudio pues aparece como tema extra en la antología Canciones inexplicables 2001/2005.

El director gijonés hablaba en su momento en estos términos sobre El fulgor:

El fulgor, es una película que tiene como protagonista absoluta la canción del mismo título, un acercamiento respetuoso al nacimiento de una canción, que sirve, al mismo tiempo, como retrato de la manera de trabajar de uno de los músicos que más me emociona. Como no podía ser de otra manera, un nuevo retrato crepuscular. Un doble primer plano de una manera de entender la creación artística que está desapareciendo, arrasada por la mediocridad y la falsedad que imponen el mercado y la industria (la musical y la cinematográfica).

No cabe añadir más a sus palabras. El fulgor se estrenó casi sin enterarnos en el BAFICI, Festival Internacional de Cine de Buenos Aires, con quien el Festival Internacional de Cine de Gijón tenía una estrecha relación. Allí años después recaló Fran Gayo, programador del festival y mitad del dúo Mus, con quien Bande cerraría tras Estratexa su trilogía con el rodaje de Divina Lluz.

Vídeo | YouTube

Noventa minutos que resumen las horas y horas de grabación en las que Ramón Lluís Bande fue la sombra de Nacho Vegas con la única ayuda de una cámara digital fija y unos pocos colaboradores. No había un guión preconcebido, Bande y Vegas se conocían demasiado bien, ni iluminación ni atrezzo.

Tampoco hubo después postproducción, lo único que se tocó fue el audio para que la mezcla final fuera óptima. El resultado una obra emocional hecha por un artesano que fue muy escrupuloso con su trabajo y respetuoso con el artista y la canción.

Vemos a Nacho Vegas en su casa, en el local de ensayo, en el estudio de grabación, a la hora de mezclar y en el escenario del Tanned Tin. Y lo vemos por fin en un magnífico DVD que viene como ‘regalo’ del número de diciembre de la revista Rockdelux.

Ramón Lluís Bande quería que El fulgor se incluyera en la reedición de Actos inexplicables, el álbum de debut de Nacho Vegas que Limbostarr publicó en 2001. Pero no pudo ser, ahora realizador y cantautor han vuelto a colaborar en (ende), una serie de retratos audiovisuales sobre la costa asturiana dirigidos por Bande y Luis Argeo. Vegas firma algunas piezas musicales de la primera parte de esta serie.

Facebook | Nacho Vegas, Ramón Lluís Bande

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario