Kamaiyah – A Good Night in the Ghetto

Últimamente no puedo dejar de pensar que vivimos una gran época en el género del Hip Hop y nuevos talentos como el de Kamaiyah no hace más que corroborarlo

kam18652

Últimamente no puedo dejar de pensar que vivimos una gran época en el género del Hip Hop y nuevos talentos como el de Kamaiyah no hace más que corroborarlo. Puede que sea pronto para asegurarlo porque A Good Night in the Ghetto (autoeditado, 2016) es su primer disco y todo el mundo puede tener un golpe de suerte. Pero es un inicio muy prometedor para una rapera que apenas supera los 20 años y que puede dar alegrías durante muchos años.

Hacer todo con lo mínimo

La propuesta de Kamaiyah es simplísima pero efectiva. Escuchas los primeros segundos del disco con el tema ‘I´m On’ y la primera tentación puede ser pensar “menuda chorrada de base”. Pero en cuanto entra la voz todo cobra sentido. Ésta y el acompañamiento se acoplan a la perfección y parecen entrelazarse como dos serpientes enroscadas hasta hacerse inseparables. Una unión formada por los mínimos elementos para crear un ritmo contagioso.

Según van pasando las canciones uno se va fijando más en la voz de Kamaiyah y puede parecer que no es muy “femenina” para los cánones que actualmente se estilan. Además, si se la ve en uno de sus vídeos puede que choque porque viste como una chica “normal”. Sé que esto suena contradictorio, pero en un mundo en que podemos estar más habituados al último videoclip de Rihanna que a esto lo excepcional se ha vuelto lo común y viceversa. En este sentido Kamaiyah recuerda a otras cantantes de Hip hop de los 90, como Missy Elliott, que se dedicaban “simplemente” a componer y vender la música que producían, no a ellas mismas. Canciones con un gran nivel y para las que no eran necesario explotar su atractivo sexual descaradamente.

Esta actitud es imposible que no tuviera su plasmación en las letras de las canciones. Especialmente clara en mostrar independencia respecto a necesitar un hombre a su lado si no lo quiere realmente es ‘Niggas’. Y para demostrar que tampoco va a perder un segundo con el que dirán está ‘Out the bottle’, una oda a esas mañanas en las que te despiertas sin la menor idea de lo que hiciste la noche anterior pero con un mal presentimiento. Ella misma es la que lo explica mejor que nadie en el estribillo “You know me, I like to sip my drink, and I ain’t got no shame at all ”

8/10

Pero como hasta las más duras tienen sus momentos de debilidad para eso está ‘Break You Down’. Una pieza más tierna, ideal para escuchar en el dormitorio y que se mueve más en el terreno del R&B y donde Kamaiyah muestra sus deseos y su lado más sensible. Una suma que produce un compendio que da muchas ganas de mantenerse atentos a la evolución de esta rapera en los próximos años.