Sigue a

Girls - Father Son Holy Ghost crítica

Girls, aunque parezca lo contrario, son un grupo tremendamente COMPLICADO. Están empeñados en no quedarse quietos en ningún lugar, pese a que ya sepamos que hay lugares donde funcionan muy bien. Siendo un grupo de pop, muchas veces tirando por lo clásico o por lo power-pop, parecen encarnar todo lo contrario que generalmente se achaca a estas bandas: inmovilismo, repetición de esquemas, falta de valentía.

Father, Son, Holy Ghost es un disco valiente, sobre todo porque demuestra que a Girls no les importa UN CARAJO estar continuamente poniendose a sí mismos y a sus canciones al borde del RIDÍCULO. También que tienen una necesidad sobrehumana de ser transparentes: por si no fueran suficiente sus canciones y lo que ellos cuentan en las entrevistas, ahí tenemos la portada de su nuevo disco (¿el 3, Chris?), con las letras del disco de pé a pa y, por si fuera poco, con fragmentos resaltados. “Hey, mira esto”.

Ha de ser que la narrativa del pop es importante para ellos. Que las rimas sobre las chicas que amaremos, sobre cuántas veces nos chocaremos con la pared de “TIENE NOVIO“, sobre cómo por amarte me siento inutil no son mera retórica para acompañar a las MELODÍAS, sino importantes por sí mismas.

Father, Son, Holy Ghost es, en primera instancia, un disco feísimo. Por su single, donde van Girls y se ponen rockeros. Por algunas letras que parecen manuales de autoayuda. Porque no te imaginas al dúo poniéndose en modo hard-rock-psicodélico. NO TE LOS IMAGINABAS ASÍ. Y no lo haces aún, pero quieres ver cómo les queda ‘Die’ en directo ya mismo.

Father, Son, Holy Ghost es SENCILLO de subestimar, una vez más. Y eso que esta vez no es el clasicismo para jóvenes, como en Broken Dreams Club EP, sino para abueletes, para gente a la que le pones ‘My ma‘ y se deshace. ¡Ah!, que sois chavales y también os emociona. ¿NO ES MARAVILLOSO?

¿No?

Father, Son, Holy Ghost es la obra del único grupo de los últimos tiempos que se merece el calificativo de INESPERADO. Del único grupo con el que es imposible tener expectativas. Del único grupo reciente que se pasa todos sus discos buscando la manera de HACER LAS COSAS MAL. Bueno, no siempre ni los únicos.

Es el disco de unos Girls que les da por ser AOR, por meter arreglos horribles de guitarra española en canciones larguísimas. De una banda que TIRA LAS CANCIONES AL AIRE y las va cogiendo para pensar en cómo secuenciarlas. La narrativa es importante (¿para ellos?). Creo que te voy a dejar (bueno, no sé).

Es solo un disco. No es magia. No vamos a morir. Mi corazón está sano, nunca me lo rompiste. No echo de menos la vida que me espera. Os vamos a dar las respuestas para que lo entendáis.


¡Ah, la nota! La nota que le pongo a Father, Son, Holy Ghost no va a ser tarea fácil. Debéis recoger todas las palabras no resaltadas en esta crítica, sumar sus letras, y dividir el resultado por las letras de las palabras RESALTADASX10. Con el resultado en la mano, tenéis que buscar todas las notas que han recibido Girls en Hipersónica y sacar la media aritmética. Si algo no ENCAJA, es que no lo estáis haciendo bien. Si algo no encaja es que no estáis escuchando bien. La culpa siempre es nuestra.

Maybe it’s all right, I mean, I went and found the modern world, but I miss the way life was when you were my Girls

Más en Hipersónica | Girls – Broken Dreams Club EP: el clasicismo para jóvenes, subestímalo si quieres

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios