Síguenos

Mastodon The Hunter

Si hay un disco que ha recibido un marcaje férreo durante este año en Hipersónica, ése ha sido The Hunter, el regreso al estudio de Mastodon. No es sorprendente si tenemos en cuenta que los de Atlanta bien pueden ser considerados como uno de los grupos más en forma del actual panorama metal, y con sus cuatro discos anteriores han conseguido ganarse el respeto de incluso los menos aficionados al sonido duro.

Tras ir escuchando con mezcla de sorpresa y agrado los distintos adelantos que han ido llegando, el álbum es por fin una realidad que ha terminado mostrando a la banda en una faceta completamente nueva en todos los sentidos. Al igual que grupos como Opeth o Leprous, los americanos también han querido bajar un poco los decibelios para ofrecer un disco de clara vocación rockera y con muchas deudas a los pioneros de hace cuatro décadas.

Uno no puede evitar preguntarse si acaso se habrán puesto de acuerdo todos estos grupos para lanzarse a reivindicar el rock de los setenta, aun a costa de dejar un poco aparcado el metal progresivo. No obstante, a diferencia de sus compañeros nórdicos, que optaron por propuestas muy experimentales, con fuertes dosis de jazz y psicodelia, Mastodon toman el camino más directo de riffs sabbathianos y estribillos zeppelinianos. Los resultados diferirán de lo esperado por los fans cuando se anunció este nuevo álbum hace meses, pero no por ello dejan de satisfacer.

Mastodon a la caza de unos nuevos Mastodon

Mastodon – ‘Dry Bone Valley’ (YouTube)

Con un predecesor como Crack the Skye, uno de los mejores álbumes de los últimos años (y no me refiero solo al metal), lo fácil hubiera sido seguir ese camino que les acercaba cada vez más a los referentes del sonido progresivo. Estaba claro que la banda aún tenía comba suficiente para seguir explotando esa faceta, pero como buenos culos inquietos que son, lo han tirado todo al suelo para empezar a construir de nuevo.

Como explicaba el bajista y vocalista Troy Sanders en una entrevista previa al lanzamiento, no es que estuvieran descontentos con lo que estaba haciendo, sino que sencillamente necesitaban darle al botón de refresco. Para ello han contado con nuevo productor (Mike Elizondo), nuevo artista para el diseño de la portada (AJ Fosik) y nuevas formas de componer música, buscando un mayor campo de exploración.

Y es que como ellos bien declaran en la letra de ‘All the Heavy Lifting’, no han llegado tan lejos solo para dar la vuelta. El resultado de todo esto es un disco totalmente diferente a cualquiera que hubieran hecho antes, aunque sin suponer una ruptura completa con el estilo de la banda, que sigue siendo fácilmente distinguible. Se antoja además como su trabajo más accesible hasta la fecha, y una nueva razón para que Mastodon siga siendo el grupo de metal más admirado por los que no son aficionados al metal.

The Hunter, otra forma de ver lo mismo

Mastodon – ‘Blasteroid’ (YouTube)

Es evidente desde la primera escucha que The Hunter no llega al nivel de complejidad y ambición técnica que los de Atlanta habían alcanzado en estos últimos años, pero sería injusto negar sus méritos por ello. Fijémonos por ejemplo en cómo se atreven a coquetear con el space rock en ‘Stargasm’, en cómo guiñan descaradamente un ojo a Pink Floyd en ‘Creatures Lives’ o en cómo cierran el álbum con una intensidad descomunal en ‘The Sparrow’.

También queda hueco para los Mastodon más cañeros en temas como ‘Spectrelight’ o ‘Black Tongue’, que perfectamente podría haber entrado en Blood Mountain, pero desde luego son casos aislados. Este hecho podría decepcionar a sus seguidores más jevis, pero quedarse en que simplemente estamos ante un álbum más suave es no llegar a rascar más allá de la corteza.

Nota 85Por debajo de ésta encontramos tal cantidad de matices, de pruebas realizadas con éxito y de influencias rockeras deliciosamente adaptadas, que al final ahí está la verdadera valía del álbum. Es cierto que The Hunter no se convertirá en mi disco del año, como sí lo fueron sus dos lanzamientos previos, y no niego que me hubiera gustado algo más colosalmente progresivo; pero por encima de ello agradezco que este cuarteto no haya visto mermadas sus inquietudes creativas y siga dispuesto a cavar en nuevas vetas sonoras, aun a pesar de las tentaciones de comodidad que ofrece el haber llegado ya tan lejos.

En Hipersónica | Mastodon presentan otro tema de The Hunter mucho más potente, Mastodon, vídeo de ‘Curl of The Burl’: alucinaciones paranoicas, Mastodon, vídeo de ‘Black Tongue’: cuando creías que estos tíos no podían ser más grandes

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

23 comentarios