Sigue a Hipersónica

Nina Persson Animal Heart

Ocho años son los que contemplan ya el último disco de una de esas bandas que, aunque siempre fue una banda, destacó sobre todo por la personalidad de su cabeza visible, de la voz cantante que la hacía reconocible por encima de otras tantas bandas de la época.

Me refiero a The Cardigans y, por supuesto a Nina Persson, quien, con su voz y sus personales letras, consiguió que, canciones como ‘My Favourite Game’, ‘Lovefool’ o ‘For What It’s Worth’ se nos quedaran grabadas hace unos años. Pero, aunque había una banda detrás, que también ponía su granito de arena creando una personalidad propia e inconfundible, lo más destacable de los suecos lo ponía sin duda ella.

Nina Persson, como en The Cardigans, pero sin The Cardigans

En este tiempo, Nina ha podido ser madre, salir de un cancer e incluso ha encontrado el momento de grabar dos discos en un proyecto paralelo llamado A Camp, pero a los Cardigans se les ha echado de menos y, bueno, a falta de ellos, siempre nos puede servir Animal Heart, un primer disco en solitario que recuerda, y mucho, al pop de los de Jönköping, algo menos eléctrico, pero que deja el mismo sabor a pop de calidad que dejaron los 6 álbumes de estos.

No era difícil trasladar esa personalidad de la banda al disco en solitario; al fin y al cabo, gran parte del trabajo compositivo en The Cardigans corría a cargo de Nina, que, además era la voz cantante y que, para darse un poco más de confianza, repite trabajando con Nathan Larson, su marido. Así que Animal Heart deja a un lado los riesgos y apuesta por lo seguro; darle al público “heredado” justo lo que espera de Nina; canciones pop solventes, pegadizas y de letras ingeniosas.

Lástima que sólo falte una canción que enganche tanto como las más sonadas de los Cardigans. ‘Animal Heart’, la que da título al álbum y primer single de éste, es un buen intento, casi lo consigue, pero le falta algo de fuerza, quizás un toque más eléctrico, aunque no hay que perder nunca la perspectiva olvidando que este disco no es de la banda.

Animal Heart, el disco que todas las poppies querrían firmar

Porque donde realmente encontramos la diferencia es en la abundancia de baladas y medios tiempos; apenas hay temas rápidos en Animal Heart, más allá del single, de la redonda ‘Catch Me Crying’ o de la soberbia ‘Food For The Beast’, pero tampoco hacen demasiada falta en un disco que se centra sobre todo en el desamor y en las experiencias de una mujer que comienza a estar de vuelta de todo.

Canciones como ‘Clip Your Wings’, ‘Dreaming Of Houses’ o ‘Forget To Tell You’ resumen bien tanto ese ritmo taciturno del disco como la esencia de sus letras, aunque como contrapartida, al final del álbum, tenemos el toque folkie que aportan ‘The Grand Destruction Game’ y el clasicismo de ‘This Is Heavy Metal’ o ‘Silver’, haciendo del cierre una parte algo más aburrida y mustia de lo deseable.

Así pues, con Animal Heart, Nina Persson nos deja un disco que tiene en ser un más de lo mismo todas las virtudes que en otros no son más que un defecto. Porque seguir sonando a esa especie de Cardigans descafeinados a los que suenan estos doce temas es una alegría tras 9 años sin saber nada de ellos, y más si con un disco así se pone un poco de aire fresco en un mainstream femenino en el que la mayor parte de las voces suenan igual, las producciones son meros clones electrónicos y la personalidad brilla por su ausencia. Entregar un disco notable en esa atmósfera es muy difícil, y más sin apoyarse en mostrar su cuerpo casi desnudo o en la omnipresente colaboración con Pitbull. Bien por Nina.

7,5

NNina Persson – Animal Heart

Casi como parece haber sido concebido este Animal Heart, sin esfuerzo, dejándolo salir, así se escucha un disco como este, que lejos de ser inocuo, se instala en la memoria y pide más y más escuchas. Todo un logro en unos tiempos como los que vivimos, en los que el pop de vocalistas femeninas se reduce a una mera dinámica de clones y electro charanga en la que lo difícil es destacar y tener un sonido propio.

01. Animal Heart
02. Burning Bridges For Fuel
03. Dreaming of Houses
04. Clip Your Wings
05. Jungle
06. Food For the Beast
07. Digestif
08. Forgot To Tell You
09. Catch Me Crying
10. The Grand Destruction Game
11. Silver
12. This Is Heavy Metal

Lo mejor

  • Suena a The Cardigans
  • Personalidad para un mundo impersonal
  • ‘Food For The Beast’, ‘Dreaming Of Houses’

Lo peor

  • Suena a The Cardigans, pero descafeinados
  • La recta final se hace demasiado aburrida



En Hipersónica | Diez discos que habrá que tener muy en cuenta en febrero

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario