Síguenos

Leviathan

El prestigio que han adquirido Mastodon en la escena metalera actual no ha sido casual ni mucho menos. Este cuarteto nacido en Atlanta ha conseguido una evolución en su discografía que ya quisieran muchos para sus propios grupos. Desde su debut Remission hasta su última referencia, The Hunter, el grupo ha ido dando una progresión de calidad realmente abismal, y siempre concentrándose en hacer evolucionar su sonido.

Leviathan, el monstruo que comenzaba a asomarse por la superficie

Aunque debutaron en 2002 con Remission, el verdadero comienzo de esta mastodóntica banda fue en 2004, con el lanzamiento de su aclamado Leviathan. En este disco dieron un salto cualitativo enorme con respecto a su debut, y fue donde verdaderamente se comienza a ver las intenciones de Mastodon. No les bastaba con ser una banda importante dentro de la escena del Sludge Metal y codearse con algunas de las bandas que más les han influido, como Neurosis.

Las ambiciones de la banda eran demasiado grandes para conformarse con eso. Así que decidieron embarcarse en este ambicioso álbum que supuso una auténtica revelación para un género tan cerrado e inmovilista como el Sludge, pero que solamente era el comienzo del verdadero espíritu de Mastodon. Si la banda fuera como la enorme ballena blanca de la portada, Leviathan solamente supone una aleta del oceánico monstruo.

Diez segundos bastan para entrar en la historia

Pero aun con la transcendencia que aun estaba por llegar, el disco supone una estupenda piedra angular para su carrera. Un titánico conjunto en el que la banda emplea como concepto común la novela de Herman Melville, Moby Dick. Un disco del que valen los diez primeros segundos de su primer tema, ‘Blood And Tunder‘, para conseguir merendarse discografías enteras. Ese brutal riff inicial que ataca inmisericorde como un mortal oleaje y al que hay que sumar la feroz voz de Troy Sanders que da más fuerza al conjunto. Sin olvidar ese endiablado solo conjunto entre Brent Hinds y Bill Kelliher, un dúo único a la hora de crear estructuras con las guitarras.

Con un tema inicial tan bárbaro, hay que conseguir que el resto del disco no suene anodino. Pero ese es un concepto inaplicable en este grupo. Tras tal descargar de adrenalina, el grupo reduce revoluciones en ‘Joseph Merrick‘, pero a pesar de reducir la intensidad, mantienen la brillantez y crean la suficiente tensión para desplegar otro feroz ataque con ‘I Am Ahab‘. Aprovechan el efecto de la calma que precede a la tormenta para aportar efectividad al inicio.

Mastodon, depredadores insaciables

A partir de ‘Seabeast‘, la rabia e intensidad va en aumento desenfrenado. El tema más emblemático que podemos encontrar en la parte media de es ‘Iron Tusk‘, que cuenta con suficientes ingredientes para no envidiar al espectacular corte inicial. Aunque eso no le quita galones a temas más que notables como ‘Megalodon‘ o ‘Aqua Dementia‘, este último contando con la colaboración del gran Scott Kelly, líder de Neurosis. Pero una de las mejores piezas reside en el final, y esos son los trece minutos de ‘Hearts Alive‘ que cuenta con todos los elementos que Mastodon son capaces de desplegar. Pasajes suaves, riffs de guitarra de verdadera locura, voces desgarradas y momentos atmosféricos.

Hipersonica vota un 9 El despliegue que realizan Hinds y Sanders a las voces no será de los más sobresalientes del metal, pero consiguen dar más fuerza a un conjunto ya de por sí demoledor. También destacar la asombrosa labor que hace Brann Dailor con la batería, ganándose estar entre los más destacados baterías de la actualidad. Aunque este disco ya suponga un importante avance en la trayectoria del grupo, a este cuarteto aun les quedaban unos cuantos ases más en la manga. En Leviathan su Sludge se mantenía muy fuerte y la vena progresiva del grupo comenzaba ya a palpitar. Esta última faceta ha ido imponiéndose más a medida que pasaba el tiempo, por eso se puede decir que este es el último disco de Sludge propiamente dicho que ha firmado la agrupación. Pero aun a pesar de que ya no sean una banda puramente Sludge, aun se mantienen como una de las bandas de referencia del género y eso se debe a este espectacular disco.

Tracklist de Leviathan

  1. Blood and Thunder
  2. I Am Ahab
  3. Seabeast
  4. Island
  5. Iron Tusk
  6. Megalodon
  7. Naked Burn
  8. Aqua Dementia
  9. Hearts Alive
  10. Joseph Merrick

Más en Hipersónica | Mastodon – Crack the Skye: la evolución de una banda que no conoce límites | Mastodon – The Hunter: una cuestión de actitud | Mastodon puede que entren en el estudio en enero pero parece que no habrá disco hasta 2014

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios